El Congreso admite a trámite la renta mínima

Todos los partidos políticos, a excepción del PP y de Ciudadanos, han apoyado una renta mínima que "rescate a las personas" que no tienen empleo ni recursos y que busquen trabajo, ya que las formaciones han coincidido en que es de "justicia social".
Diversos billetes y monedas de euro. Efe-Archivo/Ángel DíazDiversos billetes y monedas de euro. Efe-Archivo/Ángel Díaz

El pleno del Congreso ha aprobado por 177 votos a favor y 165 en contra la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de los sindicatos UGT y CCOO, convertida en proposición de Ley tras ser respaldada por más de 700.00 firmas y que será tramitada a partir de ahora en comisión.
La iniciativa persigue una renta de unos 426 euros mensuales durante el tiempo en que una persona sin recursos no tenga empleo y esté vinculada a la formación o búsqueda de trabajo.
“Es por justicia social, por eficacia en términos económicos porque supondrá una inyección directa al consumo, y por estabilidad democrática, para luchar contra la desigualdad”, ha aseverado el portavoz de Empleo del grupo parlamentario socialista, Rafael Simancas.
Desde 1977 es la segunda ILP que se convierte en Ley, ya que de las 12 que han sido admitidas con las 500.000 firmas necesarias, sólo una relativa a la reclamación de deudas hipotecarias y que supuso una modificación de la ley de propiedad horizontal tuvo rango legal.
No obstante, la creación de esta prestación puede ser modificada con la presentación de enmiendas parciales durante la tramitación.
El presupuesto anual necesario para poder llevarla a efecto es de unos 12.000 millones de euros, el 1,1 % del PIB, mientras que el coste derivado de los complementos por familiares a cargo se situaría entre el 0,2 % y el 0,4 % del PIB.
Precisamente, este coste es al que aluden el PP y Ciudadanos para argumentar que la creación de la renta no es posible ante el proceso de reducción de déficit público comprometido por España.
Recientemente, Finlandia puso en marcha, de forma experimental, la renta básica al objeto de modernizar su sistema de seguridad social.
Para ello, 2.000 desempleados finlandeses, seleccionados aleatoriamente, recibirán en sus cuentas bancarias, durante los próximos 24 meses, una renta básica de 560 euros libres de impuestos. Efe/doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos