El congolés Bemba, culpable de crímenes de guerra y contra la humanidad

La Corte Penal Internacional (CPI) declara culpable a Jean-Pierre Bemba, ex jefe militar del Movimiento para la Liberación del Congo, de tres crímenes de guerra y dos de lesa humanidad cometidos por sus tropas en la vecina República Centroafricana entre 2002 y 2003.
El exvipresidente congolés Jean-Pierre Bemba asiste a la vista en la Corte Internacional de Justicia (CPI). EFE/Archivo/Ed OudenaardenEl exvipresidente congolés Jean-Pierre Bemba asiste a la vista en la Corte Internacional de Justicia (CPI). EFE/Archivo/Ed Oudenaarden

JEAN-PIERRE BEMBA (1962, Bokada, RD Congo), exvicepresidente de la República Democrática del Congo y exlíder rebelde, es hijo de un rico empresario muy próximo al exdictador congoleño Mobutu.

Se licenció en Estudios de Comercio y Consulares en Bruselas, e inmediatamente se dedicó a las empresas familiares y las que él creó a comienzos de los años noventa (telecomunicaciones, aviación y comunicación audiovisual).

Debutó políticamente en el régimen de Mobutu como asesor financiero. Cuando Laurent Kabila llegó al poder tras la caída de Mobutu, en 1997, Bemba optó por el exilio, pero en 1998 fundó el Movimiento de Liberación del Congo (MLC), grupo armado con el que se enfrentó a Kabila en el conflicto civil que estalló ese año en el país.

Los acuerdos de paz que terminaron en 2003 con la guerra civil congoleña le permitieron ocupar una de las cuatro vicepresidencias del país, que asumió el 17 de julio del 2003.

Un año antes, el grupo de Bemba fue “invitado” a sofocar una rebelión armada en la República Centroafricana por el entonces presidente Ange-Félix Patassé, quien finalmente fue derrocado en marzo del 2003.

Pero las atrocidades cometidas por el MLC en la República Centroafricana llamaron la atención de la comunidad internacional por lo que la Corte Penal Internacional inició un proceso a partir de una demanda del Gobierno presidido por el general Francois Bozize.

Perdió las elecciones de 2006 frente a Joseph Kabila y en marzo de 2007 sus seguidores protagonizaron violentos enfrentamientos con el ejército que provocaron más de 60 muertos por lo que el Gobierno congolés decreto su arresto acusado de alta traición. Un mes después se exilió en Portugal.

En mayo de 2008 fue detenido en Bruselas por los crímenes de guerra cometidos en la República Centroafricana y en agosto fue transferido a La Haya.

En el juicio ante la CPI, que comenzó finalmente en noviembre de 2010, la fiscalía consideró que había pruebas de que, “entre octubre de 2002 y marzo de 2003, la población civil de la República Centroafricana fue sometida a los peores actos salvajes posibles por los soldados de Bemba.EFE/Doc

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Protagonistas