PERIODISMO DE DATOS

Blanco y rojo, los colores favoritos del Mundial de Rusia

El blanco y el rojo son los colores que más se repiten en las equipaciones para el Mundial de Rusia de este verano: un total de 20 de los 32 países lucirán en su camiseta titular estos colores. Sin embargo, tan solo un equipo ha ganado vestido de rojo en las 20 finales que se han celebrado de la Copa Mundial de la FIFA.
La selección española de fútbol con su indumentaria oficial en uno de sus partidos. EFE/Domenech CastellóLa selección española de fútbol con su indumentaria oficial en uno de sus partidos. EFE/Domenech Castelló

por Irene de Pablo

Una de las canciones oficiales del Mundial de fútbol de Rusia será “Colors” – interpretada por el estadounidense Jason Derulo y el colombiano Maluma y que aboga por la disparidad y la variedad -, pero tan solo hay dos que se repetirán constantemente en el encuentro internacional: rojo y blanco.

Doce países han apostado en sus equipaciones titulares por el rojo, ocho por el blanco, cuatro se vestirán de amarillo, otros cuatro de azul, dos de verde, uno de azul-blanco y finalmente, otro de rojo-blanco.

Los colores de las equipaciones no responden obligatoriamente a las banderas nacionales. Hay otras variables que los equipos tienen en cuenta a la hora de elegir su indumentaria.

Camisetas diferentes a su bandera

Alemania, Australia y Senegal son los únicos países cuyas equipaciones para el Mundial de Rusia no reflejan los colores de su bandera. Alemania, como es habitual, vestirá de blanco en la equipación titular y de azul verdoso en la alternativa, mientras que Australia llevará amarillo y verde, y Senegal irá de blanco.

El país germano mantiene el color que simbolizaba al imperio prusiano: blanco y verde. Asimismo, Australia utiliza el amarillo y el verde en la mayoría de sus deportes, pues son considerados sus colores nacionales a pesar de no aparecer a su bandera. Diferentes teorías apuntan a que simbolizan la considerada como flor nacional del zarzo dorado, o a los desiertos y las selvas del país. Por otra parte, Senegal utilizará en su camiseta el blanco de manera predominante, aunque también lucirá detalles verdes que recuerdan a la bandera nacional.

EFE/Irene de Pablo

España, Portugal, y Marruecos apuestan en sus camisetas alternativas por el blanco, color que no está presente en sus banderas. Han optado por la diferenciación deportiva más que por la representación nacional.

Los mediterráneos utilizan el rojo en sus camisetas titulares, pero en las alternativas recurren al blanco, en vez de usar el verde en el caso luso y magrebí, y el amarillo en el hispánico.

Los portugueses visten de blanco en su vestuario secundario, habitualmente combinado con el azul, por ser el color de su antigua bandera monárquica. El verde y rojo tan solo se incorporaron a su símbolo nacional en 1910.

En España la predilección por el blanco en la segunda equipación tiene motivos históricos. A pesar de que el rojo siempre ha sido el color principal y está relacionado con la bandera, durante la Guerra Civil el uniforme de la selección abandonó este color por motivos políticos y pasaron a vestir de blanco. El azul se incorporó tras la contienda, aunque fue en 1947 cuando se volvió a recuperar el rojo.

Algo similar ocurre con Japón. El país nipón vestirá de blanco en su equipación titular y de azul en la alternativa, eligiendo un color secundario ajeno al de su símbolo nacional. La elección del azul tiene dos justificaciones según la Asociación de Fútbol Japonesa. Por una parte, representa el cielo y el océano que rodean el territorio nipón y por otra, se remonta a la primera victoria internacional japonesa en el XIX Campeonato de los Juegos del Lejano Oriente en 1930, donde los deportistas de la Universidad Imperial de Tokio ganaron el título vestidos de azul.

EFE/Irene de Pablo

Por otra parte, catorce países incluyen al menos dos colores de los tres presentes en sus banderas. Es el caso de Rusia, Egipto, Serbia, Irán, Francia, Bélgica, Dinamarca ,Islandia, Costa Rica, Brasil, México, Panamá, Colombia, Uruguay.

También hay países cuya bandera bicolor coincide con las dos equipaciones de sus futbolistas. Es el caso de Arabia Saudí, Perú, Croacia, Argentina, Suiza, Suecia, Túnez, Inglaterra y Polonia.

Asimismo, todos los equipos latinoamericanos optan por mostrar una relación identitaria nacional en sus equipaciones, ya sea con los dos colores de sus banderas, o al menos dos de los tres colores que la componen.

Colores de los últimos diez mundiales

El rojo y el blanco han sido los colores más llevados en los últimos 11 mundiales, desde el de Argentina en 1978 hasta el próximo en Rusia.

De los 304 equipos que han participado en estos 11 mundiales, 78 vistieron de rojo en sus equipaciones titulares (26%) y el mismo número de blanco, representando conjuntamente el 51 % de los colores elegidos. El verde es el tercer color más elegido (15%), seguido del azul (12%), amarillo (10%), negro (9%) y finalmente naranja (3%).

A pesar de la popularidad del rojo y el blanco, tan solo un equipo ha ganado con equipación bermeja en los 20 encuentros mundiales que se han celebrado desde 1930. Hay que remontarse a 1966, donde Inglaterra, vestida de rojo, venció a la República Federal de Alemania, que iban de blanco, en el estadio Wembley.

Polémica por las camisetas

Una de las polémicas más sonadas en esta ocasión ha sido el diseño de la camiseta que lucirá España. Una franja que debería ser azul petróleo, parece morada al estar superpuesta con el color rojo titular, y algunos han querido ver un guiño a la bandera republicana.

El 8 de noviembre de 2017, la selección hizo la presentación oficial de la camiseta del
Mundial de Rusia y en ciertos ambientes de la sociedad española generó polémica por sus supuestas connotaciones políticas.

Adidas, la compañía encargada del diseño, aseguró que la prenda era un homenaje a la equipación que llevó la selección en el Mundial de EEUU en 1994. La banda vertical en el
costado derecho la conforman diamantes de color rojo, amarillo y azul, que “representan la
velocidad, la energía y el estilo del fútbol que se asocia con el combinado nacional español”
dijo la empresa.

“La confusión está provocada por un efecto que se llama asimilación de colores y que se conoce desde hace cientos de años. En España se empezó a usar en las fábricas de tapices, que veían que si combinaban hilos muy finos de diferentes colores conseguían que desde lejos el ojo humano lo viera como un color totalmente distinto”, explica Julio Antonio Lillo Jover, profesor de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid y coautor del libro ‘Percepción del color y daltonismos’.

Ese supuesto problema se reduce tan solo a que al intercalar hilos de color azul con el rojo,
desde la distancia se asemeja a un morado.

futbol españa rusia 2018 camiseta polemica diseño

Los jugadores Sergio Busquets y Francisco Alarcón “Isco”, con la camiseta de la selección española para el Mundial de Rusia 2018. EFE/Zipi