La línea que durante un siglo ha dibujado el mapa de O. Medio

El 16 de mayo de 1916, Gran Bretaña y Francia trazaron una línea en la arena que durante un siglo ha determinado el mapa de Oriente Medio, ahora más cuestionado que nunca.
Mapa original de la Royal Geographic Society de Oriente Medio tras los acuerdos de Sykes-Picot firmados entre Francia y el Reino Unido en 1916. 
Mapa original de la Royal Geographic Society de Oriente Medio tras los acuerdos de Sykes-Picot firmados entre Francia y el Reino Unido en 1916.

Jesús R. Martín

Conocido como el pacto Sykes-Picot, aquel acuerdo secreto con participación de Rusia aspiraba a establecer esferas de influencia, repartirse toda la región y capitalizar el gran vacío de poder planteado por el previsible colapso del Imperio Otomano tras su derrota en la Primera Guerra Mundial.

Los nuevos Estados formulados a partir del gran poder califal turco, con arbitrarias fronteras dibujadas frecuentemente con sospechosas líneas rectas, han demostrado con creces su naturaleza artificial y crónica incapacidad para generar vertebrados proyectos nacionales.

Con un balance que se inclina hacia lo inviable y una proliferación de conflictos sectarios, más allá de la brutal cohesión facilitada por regímenes dictatoriales.

Algunas de las partes más agraviadas que en la parisina conferencia de paz de 1919 no encontraron satisfacción para sus aspiraciones nacionales -como los kurdos- han renovado su impulso para repensar los parámetros colonialistas formulados hace un siglo.

Mientras que en la práctica, el Estado Islámico se ha dedicado a dibujar su propio mapa dentro de Irak y Siria en torno a su autoproclamado califato.

Al cumplirse cien años de Sykes-Picot, la cuestión inevitable es si Oriente Medio no es más que un grupo de “tribus con banderas” confinadas en el ocaso de una línea sobre la arena cada vez con menos sentido.EFE

Este contenido pertenece al servicio de EFE Análisis y puede adquirirlo en http://bit.ly/1YnrzQk

imagen

imagen