Claves de las elecciones legislativas y estatales en EEUU

Estados Unidos celebra mañana elecciones legislativas. En las 'midterm elections' se renovará la Cámara de Representantes, bajo control republicano y un tercio del Senado, donde está en juego el margen de maniobra para el Ejecutivo de Barack Obama en los próximos dos años.
Unos estadounidenses emiten su voto para las elecciones presidenciales, en Wichita, Kansas, Estados Unidos, el 6 de noviembre de 2012. EFE/Archivo/DavUnos estadounidenses emiten su voto para las elecciones presidenciales, en Wichita, Kansas, Estados Unidos, el 6 de noviembre de 2012. EFE/Archivo/David Maxwell

Jesús R. Martín 

El primer martes después del primer lunes del mes noviembre, Estados Unidos suele tener una cita con las urnas. Cada cuatro años se elige al ocupante de la Casa Blanca. Y cada dos, se celebran elecciones legislativas.  La Constitución de 1787 tiene unas reglas  basadas en poderes y contrapoderes, un sistema de gobierno dividido y permanente tensión en el que la Casa Blanca y el Congreso tienen su propio protagonismo. 

 ¿Qué está en juego?  En estas elecciones se renuevan los 435 escaños de la Cámara de Representantes, 33 de los 100 escaños que componen el Senado federal, 36 de los puestos de gobernador en los 50 Estados de la Unión y la composición de 46 legislativos estatales. Además de una miríada de cargos electos a nivel local y estatal, junto a diversas iniciativas y consultas populares.

La batalla por el Senado. Se da por descontado que los republicanos retendrán o incluso aumentarán su mayoría en la Cámara Baja, con posibilidades de volver a controlar el Senado. En la actualidad, los demócratas y sus aliados mantienen una estrecha mayoría de 55 sobre un total de 100 senadores (dos por cada Estado de la Unión, renovados por tercios para mandatos de seis años).

Política estatal/Política nacional.Aunque reciben mucha menos atención, todas las elecciones estatales previstas para el próximo martes tienen su trascendencia a nivel nacional. Y no solo porque los republicanos parten como los grandes favoritos en este segmento de la política de Estados Unidos. Por un lado, el puesto de gobernador suele ser una plataforma habitual y bastante efectiva para los aspirantes a la Casa Blanca.

Un dilema para los dos próximos años. Si los republicanos ganan estas “midterms” y terminan controlando las dos Cámaras federales, los conservadores tendrán desde el Congreso la opción de convertir en una pesadilla lo que resta de la agenda de gobierno de la Administración Obama. Sin ninguna perspectiva de avances significativos hasta después de las elecciones presidenciales del 2016.

Lame Duck.  Con independencia del resultado de estas “midterms”, a partir del 4 de noviembre el presidente Obama se convertirá en un “lame duck” (pato cojo). Esta etiqueta hace referencia a los dos últimos años de un segundo mandato sin posibilidad de reelección, donde el ocupante de la Casa Blanca exhibe una fecha de caducidad cada vez más evidente y un margen de maniobra cada vez menor.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es

—-//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis.
EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo.
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-

imagen

imagen