ACCIDENTE SPANAIR

Cinco años del accidente de Spanair en el que murieron 154 personas

El 20 de agosto de 2008 154 de los 172 ocupantes de un avión de Spanair murieron cuando el aparato, que cubría la ruta Madrid-Gran Canaria, se estrelló unos segundos después de iniciar el despegue en el aeropuerto madrileño de Barajas.
EFE/ArchivoEFE/Archivo

Tres años después, la Comisión de Investigación de Accidentes (CIAIAC) determinó que el siniestro se produjo porque la tripulación no había configurado bien el avión para el despegue tras una serie de fallos y omisiones. Dicho informe fue cuestionado por la Asociación de Víctimas, el sindicato Sepla y el Colegio de Pilotos.

La investigación penal duró cuatro años y se vio salpicada por algunos asuntos polémicos, como la filtración a los medios de comunicación de las últimas conversaciones de los pilotos.

En septiembre de 2012 la Audiencia Provincial de Madrid cerró la instrucción, exculpando a los técnicos que revisaron el avión minutos antes del accidente, y atribuyendo la responsabilidad a la actuación “errónea” de los pilotos, fallecidos en el siniestro.

En desacuerdo con el archivo de la causa, la Asociación de Afectados presentó un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

Cronología de los hechos más relevantes desde que se produjo el siniestro:

20 agosto 2008.- Un avión MD-82 de Spanair, con 172 personas a bordo y destino Gran Canaria, se estrella a las 14.45 horas durante el despegue en el aeropuerto de Barajas (Madrid) lo que causa la muerte de 154 personas y heridas a 18.

Antes del despegue, el comandante del vuelo había pedido la revisión de la aeronave al detectar una avería en el indicador de la temperatura.

La lista de pasajeros no se facilitó hasta bien entrada la noche.

21 agosto 2008.- Spanair informa de que el avión no salió en el primer intento por un calentamiento excesivo en la toma de aire.

4 septiembre 2008.- El diario estadounidense “Wall Street Journal” informa de que el avión siniestrado inició el despegue sin los “flaps” configurados y que ninguna alarma alertó de ello

7 octubre 2008.- La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) aprueba el informe preliminar del accidente en el que se señala que durante el despegue los valores de deflexión de los flaps fueron de cero grados, y que, ninguna alarma detectó la configuración errónea.

16 octubre 2008.- El juez imputa a tres técnicos de la compañía por homicidio imprudente. Dos días después retiró la imputación a uno de ellos.

17 agosto 2009.- La CIAIAC hace público su informe interino, del que se desprende que el avión despegó con los flaps replegados, y falló el sistema encargado de advertir a la tripulación.

9 mayo 2010.- La cadena SER divulga las últimas conversaciones de los pilotos en las que una tercera persona no identificada, que se encontraba también en la cabina, asegura que la intervención de los mecánicos era “un parche”, a lo que el copiloto respondió “que puede hacerse así”.

17 mayo 2011.- Trasciende el informe del órgano pericial designado por el juez, y según el cual el personal de mantenimiento del avión siniestrado “no llegó a identificar la causa de la avería y despachó el avión incorrectamente”.

1 junio 2011.- El juez imputa a tres directivos de Spanair.

29 julio 2011.- El informe definitivo de la CIAIAC concluye que la tripulación no configuró correctamente el avión accidentado, no desplegó los flaps/slats y no detectó esos errores, entre otros motivos, porque no funcionó el sistema de alerta (TOWS). La Asociación de Afectados califica el informe de “rotundo fracaso”.

28 noviembre 2011.- Un último informe del órgano pericial colegiado (OPC) designado por el juez concluye que no se debió autorizar el despegue de la aeronave sin haberse reparado la avería detectada.

12 diciembre 2011.- El juez reduce a los dos técnicos la responsabilidad en el siniestro, al transformar las diligencias en procedimiento abreviado. Se les acusa de 154 delitos de homicidio imprudente y 18 delitos de lesiones imprudentes.

15 diciembre 2011.- El Sepla recurre el auto del juez por entenderlo insuficiente.

10 mayo 2012.- La Asociación de Afectados pide al Parlamento Europeo la revisión del informe oficial sobre el accidente.

19 septiembre 2012.- La Audiencia Provincial de Madrid archiva la causa penal, al considerar que la responsabilidad del siniestro no es imputable a los técnicos, sino a la actuación “errónea” de los pilotos, fallecidos en el siniestro.

8 febrero 2013.- La Asociación de Víctimas presenta un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra el archivo de la causa en la que se investigaba el accidente.

EFE/DOC

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Cronologías