Cierra la cárcel Modelo de Barcelona en su 113 aniversario

El Centro Penitenciario de Hombres de Barcelona, conocido como Cárcel Modelo, cierra sus puertas el 8 de junio de 2017, la víspera de cumplir 113 años de historia, y los 54 internos que permanecen en el centro, serán los últimos de la Modelo.
Vista general de la cárcel modelo de Barcelona. Foto/Efe-ArchivoVista general de la cárcel modelo de Barcelona. Foto/Efe-Archivo

La Cárcel Modelo, que dejó de acoger presos desde el pasado 6 de marzo, comenzó ya en el mes de mayo el derribo del edificio que ocupa dos manzanas del Eixample y dejará paso a un proyecto urbanístico que remodelará esta zona de la ciudad.
Inaugurada en el año 1904, la Cárcel Modelo de Barcelona se empezó a construir en 1898; se ubicó en las entre las calles Roselló, Provença, Nicaragua y Entenza y fue diseñada por los arquitectos Salvador Viñals y Josep Domènech Estapà.
Fue concebida con capacidad para 800 reos, aunque durante la Guerra Civil y el franquismo, la prisión se llenó de presos políticos como Salvador Puig Antich, Francesc Layret, Salvador Seguí, y la masificación fue una constante.
Durante esos años llegaron a sobrepasar los 14.000 encarcelados y fueron miles los condenados a muerte, tales como Joan Rull, el primer ejecutado a garrote vil en esta cárcel en 1908.
Juan José Moreno Cuenca, el Vaquilla, otro de los reclusos más conocidos de la prisión decana de las cárceles de Cataluña, protagonizó en 1984 una de las fugas más sonadas de este penal, que ha acumulado suicidios y motines, como el que en 1977 destruyó casi la mitad de las celdas.
Hasta mediados de 2015 vivían en el centro 1.200 reclusos, de los que unos 200 estaban en régimen abierto. En 2013 llegaron a ser más de 1.600 los internos.
El comienzo del derribo fue posible gracias al convenio que firmaron la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona en octubre de 2014.
Está previsto que, una vez derribada la cárcel, se construya en su lugar una guardería, un colegio de infantil y primaria, una residencia de ancianos, un centro para jóvenes, una residencia de estudiantes, un polideportivo y un memorial de la prisión.
Tras el cierre de la cárcel madrileña de Carabanchel en 1998 y ahora la de la Modelo de Barcelona, quedan en España otros cuatro históricos penales, como los de Ocaña I, Burgos, El Dueso y San Sebastián, y la de esta última, en el barrio de Martutene, tiene los días contados.
Tanto la Modelo de Barcelona que ahora se cierra como la ya desaparecida de Carabanchel comparten con algunas de estas cárceles veteranas características, como estar situadas en núcleos urbanos o rodeados de viviendas y otros equipamientos, a diferencia de los centros más nuevos, que suelen estar más apartados.
En la actualidad quedan tres cárceles de los años 70 (Herrera de la Mancha, Madrid I y Alcázar de San Juan), otros tantas de los 60 (Bilbao, Soria y Santa Cruz de la Palma) y dos más de los 50 (Ceuta y Teruel). Efe/Doc

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Documentos