Ciberataque, en España la incidencia ha sido pequeña

El secretario de Estado para la Sociedad de la Información, José María Lassalle, ha dicho que el nivel de incidencia del último ciberataque mundial ha sido "muy escaso" en España y ha destacado el "alto" marco de protección de las infraestructuras de ciberseguridad españolas.
Tramo del cable submarino de fibra óptica más moderno del Caribe y Centroamérica, que une a varios países. EFE/Archivo/MAR GONZALOTramo del cable submarino de fibra óptica más moderno del Caribe y Centroamérica, que une a varios países. EFE/Archivo/MAR GONZALO

 

Lassalle se ha manifestado así a preguntas de los periodistas sobre el impacto del nuevo virus de cibersecuestro de datos Petya, tras inaugurar un encuentro sobre la Agenda Digital Española en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander.
Ha explicado que, según los últimos datos del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), la incidencia de este virus en España ha sido “muy pequeña” y ha añadido que no ha afectado a ninguna empresa estratégica ni a infraestructuras críticas.
“El nivel de incidencia es muy bajo con respecto a los países que más han sufrido el ciberataque”, ha asegurado Lassalle, quien ha lanzado un mensaje tranquilidad y ha subrayado que España dispone de un entramado de infraestructuras para hacer frente a las amenazas en materia de ciberseguridad “homologables a cualquier otro país avanzado”.
“Disfrutamos de un marco de protección bastante alto, lo cual no significa que estemos siempre, como cualquier otro país, expuestos a que estas situaciones se vayan dando de una manera habitual”, ha concluido Lassalle.
Sobre el virus, se trata de una variante del virus informático “Petya”, ha afectado de forma masiva a decenas de grandes empresas e instituciones europeas, principalmente en Rusia y Ucrania, en un ciberataque similar al que sufrieron hace un mes 200.000 usuarios en 150 países.
Responde a la forma de troyano que se expande de forma autónoma, al igual que el “WannaCry”, responsable del ataque del pasado mes de mayo, que bloquea los ordenadores y exige el pago de 300 dólares en bitcoines”, según la compañía de ciberseguridad rusa Group-IB.
Entre los casos más relevantes está la naviera A.P. Møller-Mærsk, el principal grupo industrial danés, que ha visto que varios de sus sistemas informáticos continúan apagados por el ciberataque sufrido en la tarde de ayer (27 de junio) a nivel mundial y que trabaja en un plan de recuperación.
Una variante del virus informático “Petya” afectó ayer de forma masiva a decenas de grandes empresas e instituciones europeas, principalmente en Rusia y Ucrania, en un ciberataque similar al que sufrieron hace un mes 200.000 usuarios en 150 países.
“Los sistemas informáticos están apagados en varios sitios y en distintas unidades de negocio. Hemos contenido el problema y estamos trabajando en un plan de recuperación con socios informáticos clave y agencias de seguridad cibernética global”, informó en un comunicado la multinacional danesa.
Los barcos de Maersk Line, la principal empresa mundial en transporte marítimo y división estrella del grupo danés, “son maniobrables y capaces de comunicar, y las tripulaciones están seguras”, mientras que APM Terminals ha sufrido problemas en varios de los puertos de descarga que controla.
También la fábrica de chocolate Cadbury, una compañía de envíos y una firma de abogados se encuentran entre los afectados en Australia por el ciberataque global, similar al que sufrieron hace un mes 200.000 usuarios en 150 países.
La factoría chocolatera, Cadbury, ubicada en la sureña isla de Tasmania, paró anoche su producción al verse afectada por el virus informático, señaló John Short, representante de uno de los sindicatos australianos, según informó en el canal “9 News”.
Short apuntó que la actividad continúa parada este miércoles y que no saben cuando retomarán la producción hasta conocer “cómo de grave ha sido el ataque”.
Asimismo, la compañía internacional de paquetería TNT y la firma legal DLA Piper, ambos con oficinas en Australia, han informado que algunos de sus ordenadores han sido afectados por el ciberataque, que se ha extendido por todo el mundo.

Etiquetado con:
Publicado en: Análisis