Christian Coleman, en la senda de Usain Bolt

Reemplazar al "Relámpago" es imposible porque ha sido un deportista insuperable, el mejor atleta de todos los tiempos. Christian Coleman, el chico de Atlanta que cumple 22 años, aparece como el más cercano a tomar el relevo de Usain Bolt.
 La diferencia física entre Christian Coleman (izquierda) y Usain Bolt, ambos en la final de los 100 metros lisos en el pasado Mundial de Londres, es La diferencia física entre Christian Coleman (izquierda) y Usain Bolt, ambos en la final de los 100 metros lisos en el pasado Mundial de Londres, es evidente. EFE/EPA/Archivo/FRANCK

 

– Coleman es la gran atracción del Mundial de pista cubierta que se celebra en Birmingham del 1 al 4 de marzo. Dos días después cumplirá 22 años.

– El estadounidense es el “heredero” natural del jamaicano por distintas razones: por sus marcas, la última el récord del mundo de 60 metros “indoor” (6,34 segundos), por su pujante juventud, por ser subcampeón del mundo y, porque pocos, muy pocos, atletas pueden acercarse a la imponente historia de Bolt.

– “Me encanta este deporte, correr en las grandes carreras, cuando todos me miran. Me vengo arriba en esos momentos”, ha declarado Coleman.

 

Juan A. Medina

 
Bolt mide 1,96 metros y corre los cien metros en 41 zancadas. Coleman es 22 centímetros más bajo y necesita más pasos para llegar a la meta en la prueba del hectómetro. La comparación es desequilibrada, como la de un león y un conejo, pero en atletismo, que llora la ausencia de su mejor atleta, el estadounidense Christian Coleman es el “heredero” natural del jamaicano.

Y por distintas razones: por sus marcas, la última el récord del mundo de 60 metros “indoor” (6,34 segundos); por su pujante juventud -el 6 de marzo cumple 22 años-; por su ya consagrada carrera; por ser subcampeón del mundo; y porque pocos, muy pocos atletas, pueden acercarse a la imponente historia de “El Relámpago”.

Coleman está muy lejos de lo que ha sido Usain Bolt, un corredor que a la edad del estadounidense ya había conseguido su primer récord mundial en los 100 metros lisos (9,72 segundos, logrado el 1 de junio de 2008 en Nueva York), una marca que rebajó a los 9,58 segundos, actual plusmarca de la velocidad lograda un año después.

La figura de Bolt, con once títulos mundiales, nueve olímpicos y plusmarquista mundial de 100 y 200 metros lisos, está por encima de cualquier terrestre, pero los buenos registros de Coleman animan el decaído ambiente que se respira en el atletismo tras la retirada del jamaicano.

 

EL HOMBRE MÁS RÁPIDO DEL PLANETA.

Coleman es el nuevo nombre de la velocidad. Su récord del mundo en los 60 metros lisos en pista cubierta, logrado el pasado 18 de febrero en Alburquerque (Nuevo México, EE. UU.), confirma que estamos ante el hombre más rápido del planeta.

Christian Coleman sucede a Maurice Greene, el anterior poseedor de la plusmarca de los 60 metros, lograda el 3 de febrero de 1998, en Madrid.

Greene, de un físico muy parecido a Coleman, fue el dominador de las pruebas de velocidad a principios del siglo XXI, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 en 100 metros, tres veces campeón del mundo y el primer atleta en bajar de 9,80 en el hectómetro.

A Greene le sucedieron su compatriota Tim Montgomery (9,78), una marca luego anulada por dopaje. Más tarde el jamaicano Asafa Powell (9,74), antes del dominio de Usain Bolt que dejó la estratosférica marca de 9,58 segundos el 16 de agosto de 2009, en Berlín.

Entre estos nombres, aparecen otros dos estadounidenses que han dejado huella en las pruebas de velocidad: Tyson Gay y Justin Gatlin.

Éste último, sin grandes marcas pero con el oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y en el Mundial de 2017, aunque siempre bajo sospecha de dopaje.

Gatlin, de 36 años, se llevó el oro en la última gran prueba del hectómetro, en la despedida de Usain Bolt en el Mundial de Londres. El jamaicano fue tercero, el segundo Coleman.

Ahora, tras su récord de los 60 metros y con Gatlin aparcando su carrera, Coleman es el nuevo referente de la velocidad. En 2017 fue el más veloz, corrió en 9,82 segundos, mejor que Gatlin y Bolt. En el 200 tiene una marca de 19,85 segundos.

Educado en la Universidad de Tennessee, Coleman será la gran estrella del Mundial de pista cubierta que se disputa en Birmingham del 1 al 4 de marzo. Sólo dos días después cumplirá 22 años.

“Me encanta este deporte, correr en las grandes carreras, cuando todos me miran. Me vengo arriba en esos momentos”, declaraba Coleman tras batir el récord del mundo de los 60 metros en pista cubierta, una marca que espera refrendar en Birmingham y colgarse el primer oro de su carrera. La nueva versión de “El Relámpago”. EFE/ REPORTAJES.

 

 

EFE REPORTAJES – Elabora temas que se comercializan a través de la plataforma efeservicios. Atención: para ver los artículos disponibles pueden acceder a www.efeservicios.com. Usuario : efep17554 – Clave: demo. Para mayor información contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Reportajes”.//

 

 

 

 

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Reportajes