Chris Froome conquista su tercer Tour de Francia

El británico Chris Froome (Sky) entra por tercera vez con el maillot amarillo de vencedor del Tour de Francia en los Campos Elíseos de París, donde el alemán André Greipel (Lotto Soudal) se sumó a la fiesta como ganador al esprint de la última etapa.
El ciclista británico, Chris Froome.EFE/ARCHIVO El ciclista británico, Chris Froome.EFE/ARCHIVO

Chris Froome ya tiene su triplete merced a sus victorias en 2013, 2015 y 2016. El corredor nacido en Nairobi (Kenia) hace 31 años escaló un peldaño en la historia de la carrera más importante del mundo. Iguala con leyendas como el belga Philippe Thys, el francés Louison Bobet y el estadounidense Greg Lemond. “Froomey” ya está entre ellos.

Froome volvió a sentir “una sensación que persigue todos los ciclistas” en la cúspide del podio parisino, acompañado del francés Romain Bardet, el ultraligero del Ag2r orgullo del ciclismo galo, segundo clasificado, y del colombiano Nairo Quintana (Movistar), tercero.

Quintana fue la sonrisa disconforme. Llegó “mejor que nunca” en busca del “sueño amarillo” y se marchó con una pesadilla maquillada por el tercer puesto del cajón, lejos de la imagen esperada, fuera de forma, impotente para reaccionar ante el poderío de Froome.

El podio de Quinana, el triunfo de etapa de Ion Izagirre y la general por equipos del Movistar, son los puntos de consuelo de la escuadra española, que llegó a superar los dos segundos puestos del colombiano y se marchó con el ceño fruncido.

La victoria de Froome, indiscutible, se cimentó en un potente equipo que bloqueó la carrera de principio a fin y en una superioridad clara sobre sus rivales, que nunca le atacaron con fundamento y firmeza.

Froome utilizó armas inusuales en momentos inesperados. Un triunfo cómodo, sin más sangre que la que le produjeron las heridas en sus dos caídas.

A diferencia de sus anteriores años triunfales, donde resolvió en las primeras etapas de montaña, Les Domaines en 2013 y La Pierre de Saint Martin en 2015, Froome sorprendió en descensos suicidas, arriesgando el pellejo por un puñado de segundos, o en escapadas por sorpresa en el llano. En las dos contrarrelojes marcó las diferencias.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Protagonistas