Central Nuclear de Alcaráz, desconexión no programada de la Unidad 1

La Central Nuclear de Almaraz (Cáceres) ha notificado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que esta mañana a las 09.57 horas se ha producido una desconexión no programada de la Unidad 1 debido a la parada de la bomba principal número 2 a consecuencia de la pérdida de suministro eléctrico a dicha bomba.
Fotografía de archivo (1990) de la Central Nuclear de Almaraz (CNA). EFE/Archivo
Fotografía de archivo (1990) de la Central Nuclear de Almaraz (CNA). EFE/Archivo

La Unidad 1 se encuentra actualmente en situación estable “habiendo funcionado correctamente todos los controles y protecciones”.
Además, el suceso, que no ha tenido impacto en los trabajadores, el público ni en el medio ambiente, se clasifica con nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES), según el Consejo de Seguridad Nuclear.

“En estas condiciones, el reactor se ha parado de acuerdo a lo previsto por diseño. Los sistemas de seguridad han funcionado correctamente y la planta se encuentra cerrada, en condición estable y segura”, según sostiene el CSN en un comunicado.

El personal de la central se encuentra realizando la investigación de la anomalía, así como las pruebas y verificaciones pertinentes para proceder a la posterior reconexión a la red eléctrica de la unidad.

Esta Central, situada en el municipio de Almaraz (Cáceres) y refrigerada con agua del pantano Arrocampo del río Tajo, consta de dos unidades, cada una con un reactor de agua ligera a presión (PWR) suministrado por Westinghouse. El primero entró en funcionamiento en 1981 y el segundo en 1983.

Es propiedad de Iberdrola (53%), Endesa (36%) y Gas Natural Fenosa (11%).

Almaraz I tiene una potencia instalada de 1.049,4 MWe y Almaraz II, de 1044,5. Durante el año 2015 la unidad I generó 8.777,46 GWh. y la unidad II, 7.927,67 GWh. En junio de 2010 ambas unidades renovaron el permiso de explotación por diez años.

 

– CENTRALES NUCLEARES EN ESPAÑA.

 

En España hay cinco centrales nucleares en explotación con siete reactores -uno del tipo de agua en ebullición (BWR) y los otros seis, de agua ligera a presión (PWR)- que generan en torno al 20% de la electricidad. Otra central, la de Santa María de Garoña, está en situación administrativa de cese de actividad desde 2013.
Las instalaciones nucleares españolas incluyen además la central nuclear José Cabrera, que dejó de operar en 2006 y está en fase de desmantelamiento; el reactor de Vandellós I, en periodo de latencia; la fábrica de combustible nuclear de Juzbado (Salamanca); el centro de almacenamiento de residuos radiactivos de baja y media actividad de El Cabril (Córdoba); y varias instalaciones en desmantelamiento como son las del Centro de Investigaciones Energéticas y Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), en Madrid, y diversas plantas de concentrados de uranio (fábrica de concentrados de uranio de Andujar, Planta Lobo-G, Planta Elefante, y Planta Quercus).
La primera central nuclear que entró en funcionamiento en España fue la José Cabrera, situada en Almonacid de Zorita (Guadalajara), que comenzó a operar en 1968 -una década después de que se construyera la primera central en el mundo- y fue clausurada en abril de 2006.
Era de las llamadas centrales de “primera generación”, al igual que las de Santa María de Garoña (Burgos), que comenzó a operar en 1971, y Vandellós I (Tarragona), en 1972.
En una segunda fase abrieron: Almaraz I y II (Cáceres), en funcionamiento desde 1981 y 1983, respectivamente; Ascó I y II (Tarragona), que llevan en activo desde 1983 y 1985; Cofrentes (Valencia), 1984; Vandellós II (Tarragona), 1987; y Trillo (Guadalajara), 1988. EFE-doc

 

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos