La CE aprueba 58 millones de euros para el Sahel y la R. Centroafricana

La Comisión Europea (CE) ha asignado una ayuda suplementaria de 50 millones de euros a la región del Sahel y de 8 millones a la República Centroafricana, dentro del marco del programa de ayuda humanitaria de la Unión Europea (UE), como respuesta a "la crisis alimentaria" que atraviesan ambas zonas.
Reunión en Nuakchot (Mauritania) de la fuerza G5 del Sahel (alianza militar entre Mauritania, Mali, Burkina Faso, Níger y Chad), el pasado 2 de juliReunión en Nuakchot (Mauritania) de la fuerza G5 del Sahel (alianza militar entre Mauritania, Mali, Burkina Faso, Níger y Chad), el pasado 2 de julio de 2018. EFE/Pool/Archivo/LUDOVIC MARIN

 

“Dado el continuo deterioro de la situación humanitaria en el Sahel, intensificamos nuestra asistencia ante la crisis alimentaria que atraviesa la región”, declaró en un comunicado el comisario a cargo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides.

El político griego señaló que la UE debe “continuar haciendo todo lo posible para responder a las necesidades de todos aquellos que han sido forzados a abandonar sus hogares” como consecuencia de los conflictos en curso y el cambio climático, especialmente en la República Centroafricana.

Esta nueva partida eleva el monto total de ayuda humanitaria destinada por la UE en 2018 a 270 millones de euros en el Sahel y a 25,4 millones en la República Centroafricana.

Entre los países más beneficiarios de esta ayuda suplementaria en la región del Sahel se encuentran Nigeria (10 millones de euros), Mali (6 millones), Níger (6), Burkina Faso (5), Mauritania (5), Chad (12) y Camerún (3), a lo que se suman otros 3 millones para tratamientos de malnutrición en la región.

La CE, estos países suman en total una cifra estimada de 12 millones de personas necesitadas de asistencia alimentaria de urgencia durante los períodos de escasez.
En cuanto a la República Centroafricana, la UE cifra en 1,2 millones el número de desplazados en ese país, y estima asimismo que 2,5 millones, cerca de la mitad de la población, necesitan ayuda humanitaria de urgencia.

El pasado 24 de mayo, la ONU dió el visto bueno a destinar una partida de emergencia de 30 millones de dólares para hacer frente al hambre y la malnutrición en la región africana del Sahel.

La sequía, los altos precios de los alimentos y la situación de inseguridad provocaron una grave situación en la zona, con grandes necesidades humanitarias.
La ayuda de 30 millones de dólares aprobada por Lowcock procedía del Fondo Central de Respuesta a Emergencias de las Naciones Unidas (CERF, por sus siglas inglesas).

El objetivo de la ONU es que ese dinero permita a sus socios humanitarios apoyar a las comunidades más afectadas en Burkina Faso, Chad, Mali y Mauritania. EFE

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos