Catalunya Sí Que Es Pot, a la espera de Ada Colau

La celebración de unas nuevas elecciones en Cataluña supondría una segunda oportunidad para la candidatura de confluencia Catalunya Sí Que Es Pot (ICV y Podemos) tras su 'pinchazo' en las catalanas del 27S, con la incógnita ahora sobre la mesa de una posible implicación directa de Ada Colau.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, participa un acto electoral de En Comú Podem para las elecciones del 20D. EFE/Archivo/Quique García
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, participa un acto electoral de En Comú Podem para las elecciones del 20D. EFE/Archivo/Quique García

Silvia Gracia y Àlex Cubero 

El éxito de la fórmula para las generales, en la que la alcaldesa de Barcelona y su formación –Barcelona en Comú- se involucraron activamente en En Comú Podem, abre la puerta a que esos partidos de izquierdas intenten repetir una candidatura similar que los propulsara a una mayor representación en el Parlament.

Una suma amplia de las izquierdas de cara a unos nuevos comicios, que incluya a ICV-EUiA, Podemos y Barcelona en Comú entre otros, podrían situar a esta candidatura en posición de disputar el Gobierno de la Generalitat o, cuando menos, liderar la oposición en la Cámara catalana, hoy en manos de Ciudadanos.

El hecho de que en las catalanas del pasado 27 de septiembre Ada Colau se desmarcase claramente de la campaña de CSQEP -ICV-EUiA y Podem Catalunya- fue uno de los factores que influyó en el resultado electoral de esta candidatura de confluencia de las izquierdas, que obtuvo once diputados, lejos de las expectativas que había generado previamente en todas las encuestas.

Por el contrario, la fórmula consensuada de cara a las generales del pasado 20 de diciembre, En Comú Podem (ICV, EUiA, Barcelona en Comú y Podem Catalunya), llevó a esta candidatura a la victoria en esta comunidad, al igual que sucedió en las municipales del 20 de mayo, en las que Colau arrebató la alcaldía al convergente Xavier Trias.

Si bien los factores que determinan el voto en unas catalanas o en unas generales acostumbran a diferir, el éxito de En Comú Podem y el tirón de la popularidad de la exportavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) podrían hacer variar las actuales mayorías en la Cámara catalana, en un momento en el que además el independentismo se encuentra fracturado tras el ‘no’ definitivo de la CUP a la investidura Artur Mas. 

De hecho, los principales dirigentes de CSQEP no escondían su “ilusión” y optimismo de cara a esas posibles nuevas elecciones, que suponen una segunda oportunidad para la confluencia de izquierdas, que además podría pescar en el caladero de una CUP dividida, un PSC que resiste pero tiene difícil remontar y un C’s que salió mermado de las generales ante las expectativas que generó.

En este escenario, el portavoz de CSQEP en el Parlament, Joan Coscubiela, ha llamado a configurar una “alternativa” lo “más amplia posible” de cara a unos nuevos comicios en Cataluña.

Si bien ha evitado explícitamente invitar a Colau e incluso al sector más social de la CUP a formar parte de esa alternativa, ha recalcado que la suma favorecería el “éxito” electoral.

Y en un contexto en el que ya se especula sobre una candidatura de confluencia de las izquierdas y sobre una hipotética implicación de Colau, el candidato de En Comú Podem en las generales, Xavier Domènech, ha destacado al mismo tiempo desde Madrid que la alcaldesa tiene una “proyección” que va “mucho más allá” de la capital catalana, cuyo cambio “simboliza”.

La incógnita reside en el grado de implicación que podría tener la alcaldesa y su partido en esa lista, pero en cualquier caso esa posibilidad ya ha sobrevolado las conversaciones en los pasillos del Parlament y ha estado presente en todas las ruedas de prensa.

Desde C’s y PSC aún se observa con cierta distancia esta opción. Fuentes consultadas del partido liderado por Inés Arrimadas consideran que su voto está consolidado en Cataluña y no temen que las generales pasen factura en unos posibles comicios catalanes en marzo.

Una visión similar a la del PSC, en la que fuentes de la dirección creen que los socialistas podrán mantener los diputados logrados en el 27S e incluso sumar más apoyos, y se duda además que la alcaldesa esté dispuesta en estos momentos a ser candidata a la Presidencia. EFE