EEUU PREVENCION

Casi la mitad de las enfermedades más mortales pueden prevenirse

Cerca del 40 por ciento de las muertes causadas por una de las cinco enfermedades más fatales acaecidas cada año en Estados Unidos podría prevenirse, de acuerdo con el informe de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).
Un centenar de personas configuran un corazón con paraguas verdes en Pamplona (España) en apoyo a los enfermos de esta dolencia con motivo de la conUn centenar de personas configuran un corazón con paraguas verdes en Pamplona (España) en apoyo a los enfermos de esta dolencia con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Cáncer.EFE/Villar López

Cada año mueren 900.000 personas de forma prematura en Estados Unidos a causa de las cinco principales enfermedades, aunque entre un 20 a 40 por ciento de estas podrían prevenirse si se controlaran los factores de riesgo, aclara la investigación.

Las cinco principales causas de muerte en Estados Unidos son las enfermedades del corazón, el cáncer, el derrame cerebral, las enfermedades respiratorias crónicas y las lesiones accidentales, que en total fueron responsables del 63 por ciento de todas las muertes en Estados Unidos en 2010.

El informe señala que si todos los estados del país tuvieran la tasa de mortalidad más baja que se ha alcanzado para cada una de estas condiciones, sería posible reducir significativamente las muertes.

En el caso de las enfermedades del corazón, esto significaría un 34 por ciento o cerca de 92.000 vidas prolongadas; en las muertes por cáncer sería de un 21 por ciento que se traduciría en 84.500 vidas y en las muertes causadas por enfermedades respiratorias crónicas, sería de un 39 por ciento que representaría la prolongación de 29.000 vidas.

Así también, para las muertes prematuras por derrames cerebrales sería de un 33 por ciento que supondría alrededor de 17.000 vidas prolongados y en las muertes prematuras causadas por lesiones accidentales sería de un 39 por ciento que equivaldría a 37.000 vidas, detalla el informe.

Los investigadores calificaron como factores de riesgo modificables en el caso de enfermedades del corazón la presión arterial alta, la diabetes tipo 2, el sobrepeso, una dieta poco saludable y la falta de actividad física.

Una encuesta previa de los CDC encontró que más de una cuarta parte (26.1 por ciento) de los hispanos indicó tener presión arterial alta (hipertensión) y casi la tercera parte (30.4 por ciento) de los que tienen presión arterial alta no estaba tomando los medicamentos para reducir su riesgo de ataques cardiacos y de accidentes cerebrovasculares.

Los expertos señalaron el tabaquismo, la falta de ejercicio, una dieta poco saludable, el sobrepeso, la exposición a los rayos ultravioleta, el consumo de alcohol y ciertos químicos y hormonas como factores de riesgo de desarrollar cáncer.

El tabaquismo, de primera y segunda mano, ciertos alérgenos y factores contaminantes del aire, así como la exposición a químicos peligrosos en ambientes laborales, fueron algunos de los riesgos mencionados por los expertos que podrían reducirse para evitar las enfermedades respiratorias crónicas.

La falta del uso del cinturón de seguridad en el automóvil y de un casco cuando se maneja motocicleta siguen entre los principales factores de riesgos modificables en caso de lesiones accidentales, de acuerdo con el reporte.EFE

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos