Carmen Maura, primera actriz española en ganar el Premio Donostia

La actriz madrileña recibirá el galardón, que premia su carrera en la interpretación, en la 61 edición del Festival de San Sebastián que se celebrará el próximo septiembre.
EFE/IAN LANGSDONEFE/IAN LANGSDON

Carmen Maura (Madrid, 1945) inició su carrera como actriz en el teatro, mucho antes de entrar en el mundo de celuloide y de convertirse en la musa ochentera del irreverente Pedro Almodóvar.

En los años 60, formó parte del Teatro Español Universitario (TEU) y debutó con una obra de Miguel Mihura, “Ninnete y un señor de Murcia”. Como actriz en la Compañía de José Tamayo, interpretó obras de Alfonso Paso, Juan José Alonso Millán, Miguel Mihura y Jean Paul Sartre.

Las tablas le abrieron las puertas del cine donde protagonizó “Tigres de papel” (1977), película de Fernando Colomo, que también la dirigió en “¿Qué una chica como tú en un sitio como éste? (1978), ambas exponentes de la incipiente comedia madrileña.

En 1980 protagonizó “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón”, el debut de Pedro Almodóvar con quien volvió a trabajar en “Entre tinieblas” (1983), “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”(1984), “Matador”(1986), “La ley del deseo”(1987) y “Mujeres al borde de un ataque de nervios”(1988), por lo que se convirtió en el rostro de referencia en el cine descarado del manchego.

Sin embargo, tras realizar “Mujeres …”, ambos rompieron su relación durante 17 años para trabajar juntos de nuevo en “Volver”, la éxitosa reedición del tándem entre el realizador y la actriz donde Maura interpretaba a la madre de Penélope Cruz a la que todos creen muerta pero que en realidad no lo está.

Durante los años 90, su carrera se consolidó con papeles como el de “Ay, Carmela”(1990), bajo la dirección de Carlos Saura y con trabajos con otros realizadores de referencia como Jose Luis Borau, (“Tata Mía”, 1986), Fernando Trueba, (“Sé infiel y no mires con quien, 1985)”, Gonzalo Suárez (“La reina anónima”, 1992)  y Mario Camus (“Sombras en una batalla”, 1993), entre otros.

Fue entonces cuando realizó sus primeros papeles en Francia, donde en 1993 fue finalista al Premio César con “La alegría está en el campo”(1995), de Étienne Chatillez.

Otro momento álgido de su carrera llegó con “La comunidad”(2000), thriller firmado por Álex de la Iglesia.

Entre sus últimos papeles en la gran pantalla destacan “Reinas” (2005), de Manuel Gómez Pereira, “El menor de los males”(2008), “Que parezca un accidente” o la francesa “Las chicas de la 6ª planta” (2010).

Ocasionalmente, ha regresado a la televisión y al teatro, entre sus últimas apariciones destacan la serie de TVE “Las chicas de oro” (2010) y “Stamos Okupa2″(2012) también en la cadena pública.

Este Premio Donostia 2013 se une al amplío palmarés de la actriz ,ganadora de cuatro Premios Goya, a la mejor actriz por “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, “Ay, Carmela”, “La comunidad” y a la mejor secundaria en “Volver”, por la que también fue galardonada con el resto del reparto femenino en el Festival de Cannes. Además posee el Premio César a la mejor actriz de reparto por “Las chicas de la sexta planta” y dos premios de la Academia del Cine Europeo.