Carlos Osoro, nombrado cardenal por el papa Francisco

Carlos Osoro, hasta hoy arzobispo de Madrid, es uno de los 17 nuevos cardenales que se incorporan al Colegio Cardenalicio de la Iglesia Católica, en la víspera del final del Jubileo Extraordinario de la Misericordia.
Carlos Osoro, arzobispo de Madrid.Carlos Osoro, arzobispo de Madrid.

 Alejado del mundo de la política pero abierto a hablar con todos, el nuevo cardenal Carlos Osoro es un prelado abierto y dialogante, que trata de ejercer su mandato “para todos” y que se ha implicado en causas sociales como la de los refugiados. 

Quienes le han tratado personalmente coinciden en destacar su carácter dialogante, alejado de los extremismos. Nunca ha pasado desapercibido su parecido físico con el papa Francisco, especialmente desde que el nuevo pontífice accediese al sillón de Pedro, ni tampoco su esfuerzo por presentarse a la sociedad civil como hombre sencillo y comunicativo. 

Nacido en Castañeda, Cantabria, el 16 de mayo de 1945, estudió Magisterio en la Escuela Normal de Santander. Después se formó en los seminarios para vocaciones tardías de Salamanca y fue ordenado sacerdote en 1973 en Santander. 

Profesor de instituto y de la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado de la Universidad de Cantabria, fue nombrado en 1976 secretario general de Pastoral de la Diócesis, delegado de Apostolado Seglar, delegado Episcopal de Seminarios y Pastoral Vocacional y vicario General de Pastoral.

Vicario general de la Diócesis (1976-1994), en 1993 fue nombrado canónigo de la catedral de Santander y en 1994 presidente del Cabildo Catedralicio. Al mismo tiempo, ejerció la docencia como profesor de Pastoral y Sacramentos en el Seminario de Santander, del que fue rector.

En diciembre de 1996 Juan Pablo II le nombró obispo de la diócesis de Orense, en sustitución de José Diéguez Reboredo, sede en la que permaneció hasta enero de 2002 cuando fue nombrado arzobispo de la Archidiócesis de Oviedo.

En 2006 asumió el cargo de administrador apostólico de Santander al quedar vacante la sede, cargo ejerció hasta 2007.  Tras siete años al frente de esa sede, en enero de 2009 fue nombrado, por Benedicto XVI, arzobispo de Valencia, tras la jubilación de Agustín García-Gasco. Poco después, en junio, el Papa le impuso el Palio, como símbolo de comunión con el obispo de Roma.

Carlos Osoro fue elegido vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española en octubre de 2014 y para un periodo de tres años, en sustitución de Ricardo Blázquez, que pasó a la Presidencia. Ese mismo año, el 28 de agosto, el papa Francisco le nombró obispo metropolitano de Madrid, tras la jubilación de Rouco Varela.

Formó parte del XIV sínodo de los obispos para la Familia en octubre de 2015 y un año después, en octubre de 2016, el papa Francisco anunció su nombramiento como cardenal.

Colaborador habitual en el Diario Montañés,  Osoro es autor de varias publicaciones, entre ellas, “De dos en dos” (1983); “A la Iglesia que amo” (1989); “Cartas desde la fe” (1995);  “Ahí tienes a tu madre” (2005) y “Desde Asturias a los niños: para leer en familia” (2007). EFE/DOC

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas