HONDURAS INMIGRACION

Caravana de inmigrantes hondureños a EEUU, entre el peligro y la politización

Los más de 1.000 inmigrantes hondureños que iniciaron una caravana con el objetivo de llegar a EE.UU., continúan en ruta entre el peligro que conlleva su odisea mientras en su país el tema es politizado por algunos sectores.
Migrantes hondureños caminan en el departamento de Chiquimula (Guatemala). La caravana de miles de migrantes hondureños que salió de su país, se eMigrantes hondureños caminan en el departamento de Chiquimula (Guatemala). La caravana de miles de migrantes hondureños que salió de su país, se encuentra ya en Guatemala y va camino del norte con el propósito de llegar a Estados Unidos. EFE/Esteban Biba

por Germán Reyes

En la caravana, que pernoctó en Esquipulas (Guatemala), ciudad que en su principal iglesia guarda al Cristo Negro, símbolo de la fe guatemalteca y centroamericana, van muchos niños y mujeres, incluso algunos adultos con impedimentos físicos.
La caravana salió el sábado, 13 de octubre, desde San Pedro Sula, norte de Honduras, país donde la inseguridad y la falta de empleos ha obligado a miles a irse a EE.UU. desde hace varias décadas.
Algunos viajan para reencontrarse con familiares que partieron antes arriesgando su vida con traficantes de personas conocidos como “coyotes”, a los que pagan cantidades de dólares que pueden oscilar entre 4.000 y 6.000, o más, según testimonios de ellos mismos.
En esa travesía, son muchos los que han fallecido en territorio de México por causas como las de caer de un tren conocido como “la bestia” o ser asesinados por bandas criminales, entre otros hechos.

Fallecidos y deportados

También son muchos los fallecidos en Estados Unidos y más de 50.000 los que son deportados cada año desde ese país y México, lo que no hace desistir a miles que anualmente se juegan la vida en su afán de llegar a la nación del dólar.
Al trascender que la caravana de inmigrantes salía en ruta hacia Estados Unidos, el Gobierno de México recordó el mismo sábado que los inmigrantes que quieran entrar a ese país deben hacerlo cumpliendo la legislación vigente y hacer los trámites que corresponden en los consulados.
La Secretaría de Relaciones Exteriores y la de Gobernación solicitaron en un comunicado a “los extranjeros que pretenden ingresar a México”, en alusión tácita a los hondureños, que revisen los requisitos previstos en el artículo 37 de la Ley de Migración.
Estados Unidos, por su parte, indicó que la caravana de los inmigrantes hondureños en camino a ese país, va “con falsas promesas” que les han hecho personas que buscan explotarlos.
“Estamos seriamente preocupados por la caravana de migrantes que viaja al norte desde Honduras, con falsas promesas de ingresar a Estados Unidos, hechas por aquellos que buscan explotar a sus compatriotas”, indicó la Embajada estadounidense en un comunicado.
La legación diplomática no precisó quiénes son los de las “falsas promesas” a los inmigrantes, pero recalcó que “Estados Unidos hace cumplir vigorosamente sus leyes de inmigración”.
El Gobierno hondureño, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, pidió “a los diversos sectores políticos” que no utilicen como “bandera de lucha” a los inmigrantes de la caravana.
“Solicitamos a los diversos sectores políticos del país, no usar a los hondureños como bandera de lucha para sus propios intereses, ya que de por medio está la seguridad y la vida de decenas de hondureños que tienen un anhelo legítimo de que sus condiciones de vida mejoren”, indicó la Cancillería de Tegucigalpa.

Politización

Mientras los inmigrantes siguen en su aventura, en Honduras algunos sectores acusan a la oposición política de promover la caravana, obteniendo como respuesta que el culpable es el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández, porque no les garantiza seguridad, ni empleo a los hondureños.
El expresidente hondureño Manuel Zelaya, coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre), primera fuerza de oposición en el Parlamento, indicó el domingo en Twitter que Estados Unidos “está obligado a dar asilo” a los inmigrantes.
“EE.UU. legal y moralmente está obligado a dar asilo a emigrantes por el estado de terror y muerte, provocado por la violencia militar, fraude, privatizaciones, y crimen organizado de la dictadura de JOH (Juan Orlando Hernández, presidente del país) que ellos sostienen y apoyan”, señaló Zelaya.
Según organismos humanitarios, entre 100 y 150 hondureños abandonan a diario su país, no de ahora, con el fin de llegar al “sueño americano” en EE.UU., lo que para muchos ha resultado una tragedia porque el único encuentro que tuvieron fue con la muerte.
Los más de un millón de inmigrantes hondureños que viven en Estados Unidos, entre residentes legales y los que han llegado sin documentos, pese a la dura política migratoria de Washington, envían remesas familiares que en 2017 rondaron los 4.000 millones de dólares, con lo que contribuyen a la débil economía de su país.
De esos mismos inmigrantes algunos sectores políticos solo se acuerdan para citarlos por las remesas que envían o en tiempos de elecciones en busca del poder, porque entonces sí cuentan. EFE

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Análisis