INVESTIDURA

Calendario político, del 1 de marzo al 26 de junio

La elección de este martes 1 de marzo para la primera jornada del debate de investidura del líder del PSOE, Pedro Sánchez, permite cuadrar los plazos para que unas hipotéticas nuevas elecciones generales puedan celebrarse en domingo, en concreto el 26 de junio.
Urna en un colegio electoral en Gijón.EFE/Archivo/J.L.CereijidoUrna en un colegio electoral en Gijón.EFE/Archivo/J.L.Cereijido

El debate de investidura dura dos días y en la segunda jornada se producirá la primera votación, en la que el candidato necesita la mayoría absoluta de la Cámara.
Esa fecha, el 2 de marzo, marca el plazo de dos meses que establece la Constitución para la convocatoria de nuevas elecciones en el caso de que ningún candidato obtenga la confianza del Congreso.
La segunda votación de investidura -en la que sólo necesita mayoría simple- se celebrará en la noche del viernes 4 de marzo.
Sólo en una ocasión se ha celebrado una votación de investidura en fin de semana. Fue el 4 mayo de 1996, con el ‘popular’ José María Aznar como candidato a la Presidencia del Gobierno.
También entonces el líder del PP tuvo que afrontar una dura negociación con nacionalistas catalanes y vascos para conseguir los votos necesarios para ser investido.
Hasta ahora, en las diez legislaturas de la democracia, cuatro votaciones exitosas se produjeron en miércoles -al empezar el debate en martes y tener mayoría absoluta en primera ronda- y otras cuatro en viernes, al obtener la confianza del Congreso en segunda votación y con mayoría simple.
La investidura de Leopoldo Calvo Sotelo -tras la dimisión de Adolfo Suárez- también se produjo un miércoles, el 25 de febrero de 1981, dos días después del intento de golpe de Estado del 23-F.
El 2 de marzo, se cumple un mes desde que el Rey le encargó la investidura a Pedro Sánchez y que va a marcar el calendario político tanto si el líder socialista consigue ser investido como si no.
De no conseguir el respaldo del Congreso, ni en primera ni en segunda ronda comenzará a correr el plazo que marca la Constitución para la disolución automática de las Cortes y la convocatoria de elecciones.
Esta sería una situación inédita en la actual democracia y el contenido del artículo 99 de la Constitución no impide al Rey abrir una nueva serie de consultas, pero tampoco le obliga a hacerlo.
No obstante, lo esperable es que el Monarca vuelva a convocar a los líderes políticos para intentar desatascar la situación y presentar a un nuevo candidato a la investidura.
Podría ser entonces el momento del líder del PP, Mariano Rajoy.
Si en esos dos meses nadie lograra ser investido se convocarían automáticamente elecciones generales.
El texto de la Constitución dice que “Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Gobierno”.
De ese modo, la convocatoria sería dos meses después desde la primera votación, y la fecha de las elecciones el domingo 26 de junio de 2016. EFE