Cae Sito Miñanco en una macrooperación antidroga

La Policía Nacional ha detenido al narcotraficante José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, en una operación antidroga que se desarrolla en Galicia, Madrid y Andalucía y en la que cuatro agentes han resultado heridos, al menos uno de ellos de bala.
EFE/Archivo EFE/Archivo

El arresto se ha producido en la localidad gaditana de Algeciras, en el marco de la macrooperación “Mito” que dirige la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela y en la que se prevén 40 detenciones y 47 registros en empresas y domicilios.
Entre los detenidos están una de las hijas de Sito Miñanco, que ha caído en Cambados (Pontevedra), y David Pérez Lago, hijastro de otro histórico capo del narcotráfico gallego, Laureano Oubiña.
Dos de los agentes heridos son miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO), un cuerpo de la elite de la Policía, que participaban en la operación desarrollada en la localidad madrileña de Collado Villalba.
Los investigadores sospechan que la banda se dedicaba a introducir cocaína en España y a blanquear dinero, y que el histórico Sito Miñanco estaba al frente de la misma.
Sito Miñanco, de 62 años y nacido en Cambados, está en semilibertad desde abril de 2015, cuando obtuvo este régimen penitenciario en la cárcel de Algeciras, localidad gaditana donde residió desde entonces, supuestamente con un trabajo como vigilante de un aparcamiento.
Uno de los históricos del narcotráfico gallego, Miñanco se inició en el contrabando de tabaco a principios de los ochenta.
Tras pasar algunos meses en la cárcel, se introdujo en el mundo del narcotráfico, y comenzó a traficar con cocaína, a través de una red que operaba desde Panamá.
En enero de 1991, fue detenido en Pozuelo de Alarcón (Madrid), por introducir 2,5 toneladas de cocaína en España en 1990, y condenado a 20 años de prisión por tráfico de drogas, evasión de impuestos y falsificación de documentos.
Tras cumplir siete años de pena, fue puesto en libertad condicional, hasta que fue detenido de nuevo, en agosto de 2001, en su chalé de Villaviciosa de Odón (Madrid) cuando supervisaba la operación de trasvase de cinco toneladas de cocaína en aguas internacionales, cerca de Guyana Francesa.
En julio de 2004, la Audiencia Nacional le condenó a 16 años y diez meses de cárcel y una multa de 390 millones de euros, como presunto líder de una organización internacional de narcotraficantes.
Debía permanecer en prisión hasta 2018, pero la Audiencia Nacional le concedió un permiso para trabajar entre semana en un aparcamiento de Algeciras.
Actualmente, estaba pendiente de un juicio por blanqueo en la Audiencia de Pontevedra, causa en la que la Fiscalía pedía para él seis años de cárcel.

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas