BRASIL LULA

La izquierda se moviliza en Brasil contra la prisión de Lula

Organizaciones sociales, sindicales y políticas de izquierda han convocado se movilizan en Brasil en protesta por la orden de prisión dictada contra el expresidente y líder del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva,
El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. EFE/Fernando Bizerra Jr.El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. EFE/Fernando Bizerra Jr.

Las convocatorias, hasta ahora, han tenido un tibio seguimiento y no han logrado arrastrar multitudes, aunque se prevén actos masivos en en las grandes ciudades, en especial en Sao Paulo y Río de Janeiro.

Varias ciudades del país amanecieron con cortes de carreteras y en Paraíba, uno de los estados más pobres de Brasil y donde el exmandatario cuenta con una alta credibilidad, una mujer de 35 años fue tiroteada en la pierna en un bloqueo.

En Sao Bernardo do Campo, en la zona metropolitana de Sao Paulo, cientos de simpatizantes del expresidente mantienen una vigilia frente a la sede del Sindicato de los Metalúrgicos, donde Lula pasó la noche arropado por la cúpula del PT.

El juez federal Sergio Moro dictó el 5 de abril un auto de prisión inmediata que otorga al expresidente un plazo que concluye a las 20.00 GMT del 6 de abril para ingresar en prisión para cumplir una condena de 12 años por corrupción y lavado de dinero.

Lula, según el auto del juez, debe entregarse en las instalaciones de la Policía en Curitiba, donde se centralizan las investigaciones sobre el Lava Jato, el mayor escándalo de corrupción de Brasil.

Allí, un reducido grupo de simpatizantes de Lula mantiene una vigilia permanente, aunque también sus detractores han aprovechado para exhibir camisetas con el nombre del juez Moro y muñecos gigantes vestidos de presidiarios.

Lula “destruyó el país, espero que quede preso, acabó con la nación”, dijo Max Kruzel Junior de 36 años, en Curitiba.
En esa misma ciudad, Anderson Leithardt, un joven de 23 años que vestía una camiseta con el rostro de Jair Bolsonaro, líder de extrema derecha de Brasil, aplaudía la prisión para Lula.

“Estoy aquí apoyando el trabajo de la Policía Federal y la manifestación para reforzar la prisión del expresidente Lula. El tiene que pagar por los delitos que cometió”, apuntó.

La Justicia acusa al exmandatario (2003-2010) de haber recibido un apartamento de lujo en el litoral de Sao Paulo a cambio de beneficiar a la constructora OAS en la adjudicación de obras públicas ligadas a Petrobras. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis