Bobby Chacón, excampeón de los pesos pluma y súper pluma

El legendario excampeón del mundo de los pesos pluma y súper pluma, el hispano Bobby Chacón, murió el 7 de septiembre a la edad de 64 años mientras se encontraba bajo el programa de cuidados paliativos por demencia.
 El boxeador Alexis Arguello (i), castiga con la izquierda a su oponente, Bobby Chacon (d), durante el Campeonato del Mundo de peso pluma, en noviembr El boxeador Alexis Arguello (i), castiga con la izquierda a su oponente, Bobby Chacon (d), durante el Campeonato del Mundo de peso pluma, en noviembre de 1979. EFE/archivo/

 

Chacón falleció en su casa, “con su familia presente al lado de su cama” en el condado de Riverside, Brent Seacrest.
Chacón llegó al Salón de la Fama del Boxeo en el 2005 después de haber sido campeón en ambos pesos por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y como profesional durante 16 años estableció una marca de 59 triunfos, siete derrotas y un combate nulo, con 47 triunfos por la vía del nocáut
Nativo del sur de California fue protagonista de varias peleas memorables, incluyendo victorias ante los mexicanos Rafael “Bazooka” Limón y Rubén “El Púas” Olivares; el venezolano Alfredo Marcano; así como a Cornelius Boza-Edwards y Danny López.
Uno de los momentos más importantes fue durante la victoria que consiguió ante Freddie Roach, convertido ahora en uno de los entrenadores que hay más exitosos en el mundo del boxeo, y perdió ante el legendario nicaragüense Alexis Argüello y el estadounidense Ray “Boom Boom” Mancini.
El presidente del Salón de la Fama del Boxeo de la Costa Oeste, Ricky Farris, definió a Chacón como al prototipo de pugilista que lo daba todo cuando estaba en el cuadrilátero.
“Fue un increíble fajador que lo daba todo y que enfrentó a los mejores en tres divisiones, sin que nunca pudiese condiciones o rehuyese a ningún rival”, destacó Farris. “Siempre recordaremos a Bobby como un gran campeón, pero más aún como una gran persona”, indicó el Consejo Mundial de Boxeo en un comunicado.
Chacón perdió la corona del peso pluma del CMB en el combate que protagonizó ante Olivares en 1975, luego de pasarla mal para hacer el peso, decepcionando al público que concurrió al Forum de Inglewood, en Los Ángeles, que en ese momento generó una taquilla récord en el estado de California.
El púgil también perdió el duelo con el “Flaco Explosivo” Argüello por el cetro súper pluma en 1979 antes de caer derrotado en otra pelea por ese título ante el ugandés Boza-Edwards en 1981.
Su rivalidad más memorable fue ante el súper pluma, el mexicano Limón.
Ambos pelearon cuatro veces a lo largo de siete años entre 1975-82. Chacón ganó dos veces, empató una y perdió la otra. Se llevó la última en diciembre de 1982.
Sin embargo, le tocó sufrir con varias tragedias en su vida personal durante y tras su carrera. La primera fue el fallecimiento de su esposa, Valeria, que se suicidó en marzo de 1982, pero el boxeador decidió pelear al día siguiente, venciendo por nocáut al mexicano Salvador Ugalde en Sacramento.
Su hijo, Bobby Jr., murió en 1991 en un tiroteo que de acuerdo a los agentes de la ley se dio como consecuencia del enfrentamiento violento entre pandillas.
Luego de colgar los guantes en junio de 1988, Chacón padeció problemas de memoria y otras dolencias físicas que afectaron su salud.
La otra realidad negativa en la vida de Chacón fue que no tuvo suerte con los negocios y perdió toda la fortuna que había conseguido como profesional en el mundo del boxeo, que de alguna manera también precipitaron el triste desenlace final de su fallecimiento. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Obituarios