Blanc, pionero en la conservación de la naturaleza en España

José María Blanc, pionero en la conservación de la naturaleza en España, especialmente en Doñana, ha fallecido en Madrid.
El Rey saluda a José María Blanco Díaz (dcha.), durante una audiencia en el Palacio de La Zarzuela en Madrid. EFE/Gustavo CuevasEl Rey saluda a José María Blanco Díaz (dcha.), durante una audiencia en el Palacio de La Zarzuela en Madrid. EFE/Gustavo Cuevas

Amigo y colaborador de Félix Rodríguez de la Fuente, fue uno de los primeros socios benefactores españoles del Word Wildlife Fund for Nature (WWF), entidad conservacionista creada en 1961, y uno de cuyos principales objetivos fue también la preservación de Doñana.
Su vinculación y pasión por las marismas de Doñana las plasmó en “Doña Ana”, un libro imprescindible para conocer como se salvó este espacio protegido, en Andalucía.
En 1982 creó una fundación con su nombre que desarrolló iniciativas pioneras en la conservación de la naturaleza y en la protección de especies en peligro en España e impulsó proyectos como la compra, un año más tarde, de una finca de 300 hectáreas en Doñana para preservar este parque nacional.
Su fundación naturalizó parte del Lucio del Cangrejo, que resultó estratégica para este parque nacional. Además, resultó fundamental en la conservación y recuperación de otras especies como la cabra montés en Gredos o la perdiz roja en Castilla La Mancha.
Abogado de prestigio fue miembro del Club de Roma, vicepresidente del Club Español de Medio Ambiente y un reputado cazador que siempre abogó por una práctica sostenible de esta actividad.
En 2010, fue premiado por la Comunidad Europea por su defensa del medio ambiente. EFE