Bankia vuelve al Ibex, mientras arrecian los escándalos de su pasado reciente

Bankia vuelve el proximo 23 de diciembre al Ibex 35 como el cuarto mayor banco del índice más importante de la bolsa española, envuelta aún en las turbulencias de su pasado reciente y con el propósito de limpiar definitivamente su imagen, seriamente dañada tras unos años en los que la entidad puso al borde del colapso al sistema financiero español antes de ser nacionalizada, dilapidó los ahorros de miles de pequeños inversores, protagonizó una desastrosa salida a bolsa y se vio inmersa en procesos judiciales aún pendientes de resolución.
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de BFA-Bankia. EFE/Archivo/Juan Carlos CárdenasJosé Ignacio Goirigolzarri, presidente de BFA-Bankia. EFE/Archivo/Juan Carlos Cárdenas

Carlos Moral

Bankia se constituyó en diciembre de 2010 por la fusión de Caja Madrid (52,6 % del capital), Bancaja (37,70 %), y otras cinco pequeñas entidades (Caja Insular de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja), que reunían una montaña de activos inmobiliarios dudosos.

Su salida a bolsa, en julio de 2011, resultó un fiasco (desde entonces y pese a la subida de los últimos meses, los títulos han perdido más del 99% de su valor) y el deterioro de Bankia siguió imparable. En mayo de 2012 dimitió su presidente, Rodrigo Rato, y BFA, matriz de Bankia, fue nacionalizado, lo que convirtió al Estado en dueño del 45% de Bankia. José Ignacio Goirigolzarri sustituyó a Rato y Bankia solicitó 19.000 millones de euros (el FROB ya había desembolsado otros 4.465 millones en 2010). Un mes después el Gobierno pidió ayuda a la UE para recapitalizar el sistema financiero español.

Actualmente, tras dos ampliaciones de capital por más de 15.000 millones de euros, los resultados de Bankia empiezan a ofrecer datos positivos, aunque sigue inmersa en un amplio programa de desinversiones y reducción de costes: se ha desprendido de Mapfre, IAG e Indra, entre otras compañías, y ha reducido más de un tercio sus 3.000 sucursales.

Más difícil parece desprenderse del pesado lastre de su pasado. Mientras muchos de sus exconsejeros están imputados por supuestas irregularidades durante su gestión, la Audiencia Nacional investiga a Miguel Blesa por planear la emisión de participaciones preferentes para capitalizar la entidad, según han reveladon sus correos eléctrónicos, que también dan cuenta de la vida de lujo y excesos que llevaba el expresidente de Caja Madrid.

– Accede al contenido completo y obtén más información en efeanalisis@efe.es

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen