Michelle Bachelet asume la Presidencia de Chile

La socialista Michelle Bachelet es investida presidenta de Chile, cargo que ya ostentó entre 2006 y 2010, en una ceremonia celebrada en la sede del Congreso chileno, en el puerto de Valparaíso.
Michelle Bachelet asume la Presidencia de Chile.EFE/Víctor RuízMichelle Bachelet asume la Presidencia de Chile.EFE/Víctor Ruíz

La nueva mandataria chilena, de 62 años, recibió la banda presidencial de manos de la nueva presidenta del Senado, Isabel Allende, hija del fallecido presidente Salvador Allende y la primera mujer en la historia de Chile en presidir la Cámara alta.

Nacida en Santiago de Chile el 29 de septiembre de 1951, fue la segunda hija de la antropóloga Angela Jeria y del general de brigada aérea Alberto Bachelet, colaborador del Gobierno de Salvador Allende, quien falleció por torturas en prisión después del golpe militar del 11 de septiembre de 1973.

La muerte de su padre marcó su vida. Ella, que militaba en las Juventudes Socialistas, fue detenida junto a su madre por la policía secreta y trasladada a “Villa Grimaldi”, el peor centro de reclusión de la dictadura. Allí fue torturada.

Tras ser liberadas, madre e hija se exiliaron en Australia y luego en la República Democrática Alemana, donde Bachelet prosiguió su carrera de medicina en la Humboldt Universitat, de Berlín.

Regresó a Chile en 1979, retomó sus estudios y se tituló como médico cirujana, al tiempo que se reintegraba a la actividad política y colaboraba con ONG de apoyo a hijos de torturados y desaparecidos.

Familiarizada desde niña con los temas castrenses, Bachelet también realizó un curso sobre estrategia militar en Chile y otro en el Colegio Interamericano de Defensa, en Washington.

En 1995 fue elegida miembro del comité central del Partido Socialista y en 1998 se integró a su comisión política, para posteriormente sumarse al Gobierno de Ricardo Lagos (2000-2006) primero como ministra de Salud y después como titular de Defensa.   En poco tiempo, Bachelet tomó el mando, demostró una estoica fortaleza y, sin rencores ni debilidades, se ganó el respeto de los militares.

Una de las situaciones que recuerda con mayor tensión es haber coincidido en el ascensor de su casa con uno de sus torturadores.

Durante su gestión en Defensa, comenzó, además, a ganar popularidad en las encuestas. Su imagen pública quedó marcada cuando, durante unas inundaciones en el sector norte de Santiago, apareció encaramada en un tanque dirigiendo la operación de rescate de los damnificados.

Ganó en las presidenciales de 2005 y durante su mandato, el país vivió momentos de desarrollo económico y social, aunque le afectó los primeros embates de la crisis económica al final de su mandato. Asimismo tuvo también que enfrentarse a la muerte de Pinochet, en diciembre de 2006, a quien negó funerales de Estado.

En marzo de 2010 entregó la Presidencia al conservador Sebastián Piñera, que ahora se la ha devuelto a ella. Doc/EFE

 

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas