DOCTRINA PAROT

Manifestación de la AVT contra la anulación de la doctrina Parot

La plaza de Colón de Madrid acoge una concentración convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra la derogación de la doctrina Parot, que ha contado con el apoyo del Partido Popular.
La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, posa frente al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo en mLa presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, posa frente al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo en marzo de 2013. EFE/Archivo/Patrick Seeger

La concentración ha sido convocada tras la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo que anuló la doctrina Parot, con lo que se permite la salida de las cárceles de terroristas de ETA y de delincuentes comunes.

En 2006 el Tribunal Supremo convirtió el fallo del recurso del etarra Henri Parot –pedía acumular en una las veintiséis penas de condena– en un nuevo criterio de aplicación de los beneficios penitenciarios. Nacía así la doctrina Parot, que siete años después puso fin en Europa otra terrorista, Inés del Río.

Del Río formó parte del “comando Madrid” que a mediados de los años 80 fue responsable, entre otros, del atentado con coche bomba en el que murieron 12 guardias civiles en la madrileña plaza de la República Dominicana y por el que fue condenada a 3.000 años de cárcel.

La “doctrina Parot” estableció que las redenciones de penas por beneficios penitenciarios debían descontarse de cada una de las condenas impuestas, no del tiempo máximo de cumplimiento efectivo según el Código Penal por el que fuera juzgado, de tal forma que se alargaba la estancia en prisión.

Esta “doctrina” fue modificada parcialmente en 2008 por el Tribunal Constitucional en la llamada “doctrina del doble cómputo penal”, en la que se establece que el tiempo que un recluso ha permanecido en prisión provisional debe descontársele, a efectos de cómputo de la pena, de todas las condenas firmes, pues lo contrario supone una vulneración del derecho a la libertad que establece la Constitución en su artículo número 17.1.

En respuesta a una demanda presentada por la etarra Inés del Río, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos hizo público un fallo el 10 de julio de 2012 en el que se mostraba contrario a la “doctrina Parot”, y exigía su puesta en libertad y una indemnización.

A pesar de la sentencia, el Tribunal Constitucional rechazó el 21 de agosto de 2012 el recurso de 16 presos de ETA contra la aplicación de la doctrina, al entender que el fallo del Tribunal de Estrasburgo no tenía “carácter definitivo”.

Ante la situación creada el gobierno español presentó un recurso y el 21 de octubre de 2013, la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo anuló la “doctrina Parot” y exigió la excarcelación de Inés Del Río en su sentencia.

Aunque el fallo de este tribunal solo dictamina sobre Inés del Río, a efectos prácticos tiene consecuencias en todos los presos a los que se les haya aplicado esa doctrina y que el Gobierno calcula que afectará inicialmente a 61 presos terroristas y a más de quince de delincuentes comunes.EFE/DOC

Más información en el servicio de EFEDATA

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Documentos