AUSTRALIA PEDERASTIA

Australia acoge renuncia del exarzobispo Wilson, por encubrimiento

El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, y miembros de la iglesia católica del país oceánico acogieron hoy la renuncia del ya exarzobispo de Adelaida Philip Wilson, condenado por encubrimiento de pederastia.

Fotografía de archivo fechada el 6 de septiembre de 2002 que muestra al arzobispo católico australiano Philip Wilson en Canberra, Australia. EFE/Ar Fotografía de archivo fechada el 6 de septiembre de 2002 que muestra al arzobispo católico australiano Philip Wilson en Canberra, Australia. EFE/Archivo/Alan Porritt

 

Wilson, de 67 años y que ha recurrido su condena a doce meses de privación de libertad emitida a principios de julio, “no tendrá autoridad en la iglesia”, señaló el administrador de la archidiósesis de la ciudad australiana de Adelaida, Greg O’Kelly.

El religioso compareció este martes ante la prensa después de conocerse la víspera que el papa Francisco aceptó la renuncia presentada el 20 de julio por Wilson, quien es el miembro de la iglesia católica de mayor rango condenado por un caso relacionado con abusos sexuales a menores.

Previamente, Wilson había anunciado que no dejaría su cargo mientras el procedimiento legal siguiera abierto.

SITUACIÓN EN AUSTRALIA

En Australia, uno de los países con mayor porcentaje de católicos del mundo anglosajón, unas 4.500 personas denunciaron abusos sexuales a menores por parte de la Iglesia Católica entre 1980 y 2015, según datos aportados en febrero de 2017 por Gail Furness, abogada de la Comisión que investiga esos delitos.
Ya en 2015 la citada comisión calculaba que las indemnizaciones por esta causa podrían ascender a unos 3.400 millones de dólares (3.000 millones de euros), ya que podría haber 65.000 “supervivientes” con capacidad para denunciar, según datos de la propia comisión, que en su informe “Justicia Criminal” recomienda además una reforma del sistema penal que incluya cambios penales para que se puedan denunciar casos revelados en confesión.

En 2017, la iglesia católica australiana ya había pagado 213 millones de dólares (200 millones de euros) a las víctimas de pederastia en respuesta a las denuncias interpuestas entre 1980 y 2015, tal y como manifestó la citada abogada Furnes.
En Australia los primeros casos de pederastia cometidos por sacerdotes comenzaron a salir a la luz en los años noventa.

2008

La organización “Broken Rites” (Ritos Rotos), defensora de las víctimas de abusos sexuales, cifraba en 2008 ya en 107 los sacerdotes católicos condenados en ese país por pederastia, y advertía de que el número de víctimas superaba las 1.000.

2012
En 2012 las asociaciones de víctimas elevaban el número de menores víctimas de abusos a 6.000 sólo en el estado de Victoria, el segundo más pequeño del continente.
Ese año, la policía de Nueva Gales del Sur acusó a la iglesia de encubrir estos delitos, tratar de silenciar las investigaciones y destruir pruebas cruciales para evitar procesos judiciales.
En septiembre de 2012, la Iglesia Católica de Australia reconocía 620 casos de abusos sexuales contra menores cometidos por sacerdotes desde 1930 en el país y un mes después, se creaba la Comisión Real sobre la Respuesta Institucional a los Abusos Sexuales.

2013
La comisión comenzó las audiencias en 2013 y un año después, ya había recibido unas 1.700 denuncias, de las que más de mil implicaban a instituciones religiosas, entre ellas católicas.
Entre los casos que aborda esa comisión destacan: el del sacerdote Néstor, destituido de su cargo 20 años después de ser acusado de pederastia, o el del obispo militar Max Davis, primer prelado imputado por la justicia australiana por pederastia y clérigo de máximo rango dentro de la Iglesia Católica australiana.
Sin embargo, esta no es la primera comisión de investigación sobre abusos a menores por religiosos en Australia.
En los años noventa, cuando aparecieron los primeros casos, se creó ya una comisión de investigación nacional que llegó a la conclusión de que “el clero y aquellos relacionados con las órdenes religiosas tienen una larga, triste y extensa historia de abusos deshonestos con niños”.
En 2002, el rotativo “The Herald Sun” revelaba que la Iglesia Católica australiana había pagado al menos un millón y medio de dólares (1,6 millones de euros) en compensaciones por los abusos sexuales cometidos por 22 de sus miembros a 126 víctimas entre 1997 y 2002.
En 2008, Benedicto XVI, de visita pastoral en Australia, pedía perdón y reconocía “la vergüenza” que siente la Iglesia por estos casos.
También pidió perdón la iglesia australiana en numerosas ocasiones, pero fue en 2010, a raíz de la condena a prisión del sacerdote John Sydney Denham, por abusar de 25 menores entre 1968 y 1986, cuando lo hizo con mayor determinación y asumiendo parte de la responsabilidad como institución.
En esa ocasión, el arzobispo de Melbourne, Deni Hart manifestó, en una carta pastoral dirigida a más de 200 parroquias, que “los abusos sexuales en cualquier forma son una fechoría inaceptable” y que la Iglesia “no siempre se ha enfrentado de forma apropiada a los pederastas”.

2015
En enero, Denham fue condenado de nuevo a 13 años de cárcel por abusar sexualmente de 18 menores en una escuela del estado de Nueva Gales del Sur, pena que se sumó a la dictada en 2010.

2017
En Australia, un 25,3% de la población son católicos. La Iglesia católica es la que tiene un mayor número de adeptos, seguida de anglicanos (17,1%) y protestantes (5%).

2018
El cardenal australiano George Pell, jefe de las finanzas del Vaticano, afronta al menos dos juicios por separados por presuntos abusos sexuales históricos.

El 1 de mayo, un tribunal de justicia de Australia abrió la apertura de una causa penal contra el cardenal George Pell, jefe de las finanzas del Vaticano, por múltiples cargos relacionados con presuntos abusos sexuales.

El 22 de mayo, Philip Wilson, de 67 años, fue declarado culpable por un caso relacionado con la pederastia, y al día siguiente renunció a sus funciones como arzobispo de Adelaida. Y el 3 de julio, el arzobispo fue condenado a doce meses de privación de libertad por encubrir abusos sexuales a menores. EFE-doc

 

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Cronologías