Artur Mas juega sus últimas cartas ante el rey Felipe VI

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha apelado a la más alta instancia del Estado, don Felipe VI, para que medie ante el Gobierno y fructifique su intención de celebrar el referéndum sobre la independencia de Cataluña.
4. El rey Felipe VI cuando aún ostentaba el título de Príncipe de Asturias junto al presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la vicepresidenta de4. El rey Felipe VI cuando aún ostentaba el título de Príncipe de Asturias junto al presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, en un acto oficial en Barcelona en abril de 2013. EFE/Archivo/Andreu Dalmau

Miguel Garrido

Mas ha iniciado la ofensiva a cinco meses de la fecha que marcará muy probablemente el fin de su mandato al frente del Gobierno de Cataluña si no consigue su objetivo. El 9 de noviembre es el día elegido por las fuerzas soberanistas para celebrar la consulta.

El presidente catalán considera que aunque el Rey no tiene poder ejecutivo, la Constitución sí la permite actuar de moderador de las instituciones del Estado.

“Nosotros no le podemos obligar; que él quiere hacerlo, bien; que no, peor. El pueblo de Cataluña ya ha iniciado un camino sin retorno y nosotros (CiU, ERC, ICV y CUP) mantenemos la hoja de ruta para celebrar la consulta el 9 de noviembre”, ha declarado.

Los detractores de la consulta recuerdan a Mas que su grupo (CiU) se abstuvo en el Congreso en la votación de abdicación del rey Juan Carlos, por lo que ahora no debería apelar al nuevo Monarca.

Las palabras del líder de CiU fueron inmediatamente replicadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien reiteró que “si el presidente de la Generalitat no quiere hacer ese referéndum ilegal, estoy dispuesto a escucharle, pero si quiere obligar a los demás a hacer lo que él quiere va a ser muy difícil”.

Rajoy recuerda que el Congreso ya rechazó por una amplia mayoría en abril que se pudiera celebrar la consulta y que ahí se acaba cualquier ulterior negociación, salvo que se retire el plan.

Ante la posibilidad de que Mas se eche atrás en sus pretensiones y se plantee retirar la convocatoria, el líder de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, ha dejado entrever que su partido estaría dispuesto a entrar en el Gobierno de CiU.

Una forma de presionar al presidente catalán, que ya ha anunciado que, tras las elecciones autonómicas de 2012, propusieron a ERC formar parte del Ejecutivo y éstos se negaron. Mas es consciente, sin embargo, de que la entrada de ERC en el Gobierno supondría para CiU un coste electoral de impredecibles consecuencias.

Sabedor de lo complicado que va a ser sacar las urnas a las calles de Cataluña para que voten los ciudadanos si el Gobierno da la orden de impedirlo, Mas no tira la toalla.

Los partidarios de la consulta son mayoría en Cataluña, según todas las encuestas. Pero salvo que cambien mucho las cosas en estos cinco meses y se celebre el referendum, todo indica que lo más probable es que el Gobierno catalán convoque unas elecciones autonómicas anticipadas, que se convertirían en unos comicios plebiscitarios donde ERC sería el gran beneficiado.

Un panorama sombrío para Artur Mas, que podría tener los días contados al haber apostado su futuro a la consulta del 9 de noviembre.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es

Etiquetado con: , , , , , , ,
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen