Artur Mas intenta llegar a la tanda de penaltis

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, reconoció que la consulta legal (elaborada según la ley catalana de consultas) y con plenas garantías democráticas no va a tener lugar el 9 de noviembre tal y como dijo siempre, y pese a insistir en ello hasta el último minuto.
l presidente de la Generalita, Artur Mas (i), en su comparecencia ante los medios acompañado por los representantes pro consulta para informar de la l presidente de la Generalita, Artur Mas (i), en su comparecencia ante los medios acompañado por los representantes pro consulta para informar de la consulta del 9-N el pasado 3 de octubre. EFE/Archivo/Marta Pérez

Antonio Soler 

A cambio, ofreció el pasado martes una votación desnaturalizada y sin garantías democráticas en los locales del Gobierno catalán y con la ayuda de 20.000 voluntarios, algo que le servirá para decir que ha cumplido con lo prometido, pues el 9-N habrá urnas y votos.

Mientras que para el resto del frente soberanista (ERC, ICV y la CUP) se trata de un paso atrás, con esta maniobra Mas ha intentado sobrevivir a si mismo con una jugada que hace falta ver en clave local y que va en paralelo a la que juega contra el Gobierno central.

Mas sabe que unas elecciones con listas separadas, sea plebiscitarias o no, son la crónica de una muerte anunciada suya y la victoria del líder de ERC, Oriol Junqueras, que el pasado miércoles le recriminó en el “parlament” romper la unidad soberanista y pidió que “recupere el escenario de la consulta que teníamos pactada”.

Pero Mas necesita que la ruptura de la unidad del frente independentista no recaiga sobre él, sino sobre al amigo/enemigo Junqueras que de momento tiene la llave de la continuidad del “Govern” y la victoria en las elecciones, según las encuestas y los resultados de los últimos comicios europeos.

– Accede al contenido completo y obtén más información escribiéndonos a efeanalisis@efe.es

—-//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis.
EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo.
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-