Artur Mas dimite como presidente del PDeCAT

El expresidente de la Generalitat Artur Mas anuncia su dimisión como presidente del PDeCAT, decisión que ha estado meditando desde hace algún tiempo, según han informado a Efe fuentes de la formación.
Artur Mas dimite como presidente del PDeCAT

El dirigente catalán ha decidido renunciar a la presidencia del PDeCAT para afrontar con más tranquilidad la defensa de sus causas judiciales y para facilitar un impulso del partido en su operación de “ensanchamiento” tras la experiencia positiva de Junts per Catalunya (JxCat).
Así lo indicaron a Efe fuentes de la dirección del PDeCAT antes de la rueda de prensa en la que el propio Mas, junto a la vicepresidenta de la formación, Neus Munté, la coordinadora general, Marta Pascal, y el coordinador organizativo, David Bonvehí, anunció su decisión.
Según las mismas fuentes, Mas abandona porque quiere facilitar que pueda haber un impulso a la nueva operación de “ensanchamiento” de su partido tras la experiencia de Junts per Catalunya capitaneada por Carles Puigdemont, candidatura que contra pronóstico superó a ERC el pasado 21-D.
Además, el expresidente catalán, ya condenado por el 9-N, abandona porque quiere y necesita más tiempo para afrontar las nuevas causas judiciales derivadas de los últimos sucesos en el proceso soberanista.
El dirigente nacionalista está en el punto de mira del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que instruye la causa por rebelión contra el Govern cesado por el proceso soberanista, especialmente después de que un informe de la Guardia Civil lo situara en el “sanedrín” político que planificó la hoja de ruta hacia la independencia.
En un auto del pasado 22 de diciembre, Llarena acordó ampliar su investigación por rebelión al expresidente de la Generalitat Artur Mas, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la portavoz parlamentaria de la CUP Anna Gabriel, entre otros.
Artur Mas ya cuenta con una condena -aún no firme- de dos años de inhabilitación por organizar la consulta independentista del 9N, pese a su suspensión por el Tribunal Constitucional (TC).
El proceso penal por el 9N derivó en un nuevo frente para Mas en el Tribunal de Cuentas, que el pasado diciembre ordenó el embargo preventivo de la vivienda que el expresidente de la Generalitat puso para cubrir la fianza de 5,2 millones de euros impuesta por gastar dinero público en la consulta.
Asimismo, las fuentes consultadas por Efe descartan que la dimisión guarde relación con la estrategia del partido en la nueva legislatura, que se iniciará el próximo día 17 de enero con el pleno de constitución del Parlament.
Mas renuncia a una semana vista de que se conozca la sentencia del caso del Palau de la Música, que afecta a CDC, y después de que el propio Mas, en una reunión de partido, reclamara no repetir comicios y lograr un nuevo Govern estable para una legislatura larga, en lo que fue interpretado como un mensaje velado a Carles Puigdemont para forzarlo a dar estabilidad a la legislatura.
Nacido en Barcelona en 1956, Artur Mas se convirtió en el primer presidente de la Generalitat inhabilitado para ejercer cargo público, al haber promovido la consulta el 9N, cuyos preparativos lo enfrentaron en su día al líder de ERC, Oriol Junqueras.
Considerado “delfín de Jordi Pujol”, fue conseller entre 1995 y 2003, primero de Economía, luego de Política Territorial y Obras Públicas y finalmente conseller en cap.
Con fama de tecnócrata y convertido en abanderado del independentismo, Artur Mas fue presidente de la Generalitat entre 2010 y 2016 y desde ese año ocupaba la presidencia del Partit Demòcrata Europeu Català (antigua Convergencia Democrática de Cataluña -CDC-). Efe/Doc