Año Santo Jubilar Lebaniego, entre los actos de los Reyes

Los Reyes, don Felipe y doña Letizia, visitan este miércoles el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, en el marco de las celebraciones del Año jubilar Lebaniego.
Imagen del Monasterio de Santo Toribio de Liébana en Cantabria. EFE/Archivo/Alberto AjaImagen del Monasterio de Santo Toribio de Liébana en Cantabria. EFE/Archivo/Alberto Aja

El Año Santo Jubilar Lebaniego se celebra los años que la festividad de Santo Toribio (16 de abril) cae en domingo y supone la posibilidad de obtener el jubileo (perdón de los pecados) para quienes peregrinen hasta el monasterio de Santo Toribio, enclavado en la comarca cántabra de Liébana, en las estribaciones de los picos de Europa.
Dicho monasterio -que inicialmente se llamó San Martín de Turieno- tiene su origen en el siglo VI y en él se guarda el Lignum Crucis, una reliquia venerada por la Iglesia Católica como el fragmento mas grande que se conserva de la cruz de Cristo. Por este motivo, en 1512 el Papa Julio II concedió a Santo Toribio de Liébana el derecho de organizar Años Santos, privilegio que tienen también Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y, desde hace unos años, Caravaca (Murcia), Urda (Toledo) y Valencia.
La tradición dice que fue Toribio, obispo de Astorga y que peregrinó a Tierra Santa en el siglo V, quien trajo a España la preciada reliquia -una parte del brazo izquierdo de la Cruz de Cristo-, que Santa Elena, la madre del emperador Constantino, había conservado en Jerusalén.
A mediados del siglo VIII los restos del obispo Toribio y una serie de reliquias, entre ellas el Lignum Crucis, fueron llevados al monasterio para preservarlos de los musulmanes.
A partir de entonces, el monasterio vivió un importante desarrollo como centro religioso y cultural. Una de sus figuras más destacadas fue el Beato de Liébana, autor de los famosos “Comentarios al Apocalipsis”, bellamente ilustrados y que fueron copiados en multitud de monasterios (los conocidos como “Beatos”).
La decadencia llegó en el siglo XIX con la desamortización de Mendizabal, que obligó a los benedictinos a dejar el monasterio. Santo Toribio permaneció 120 años abandonado, durante los que, sin embargo, no se dejó de venerar la Santa Cruz, por lo que está considerado el monasterio más antiguo de España que ha mantenido su culto ininterrumpidamente.
Entre 1957 y 1961 fue restaurado y remodelado y desde 1961 vive y se encarga de él una pequeña comunidad de frailes franciscanos.
Desde la bula papal de Julio II, en Santo Toribio de Liébana el jubileo se podía obtener durante una semana -desde el domingo de Santo Toribio hasta el siguiente- pero en 1967, el papa Pablo VI amplió el período a todo el año.
El Año Santo Lebaniego comienza con la apertura de la Puerta del Perdón, que se mantiene abierta durante un año.
En ese periodo, los “crucenos” o “cruceros” (como se conoce a los peregrinos de Santo Toribio) pueden alcanzar el Jubileo. Para ello deben atravesar la Puerta del Perdón, rezar, confesarse y comulgar en los 15 días anteriores o posteriores a la peregrinación, y asistir a la “Misa del peregrino”, que tiene lugar todos los días a las 12,00 horas en el Monasterio de Santo Toribio, durante todo el Año Jubilar Lebaniego.
El Camino Lebaniego discurre entre San Vicente de la Barquera y el monasterio de Santo Toribio, recorre 72 kilómetros (generalmente divididos en tres etapas) y posee una credencial específica y un documento acreditativo de la peregrinación, llamado la Lebaniega.
La peregrinación a Santo Toribio enlaza con el Camino del Norte a Santiago de Compostela.
Los últimos años santos lebaniegos fueron en 2000 y 2006; y en 2012 se celebró el 500 aniversario de la Bula Papal Lebaniega.

 

 

Potes (Cantabria), 23.04.2017.- Asistentes al solemne acto de apertura de la Puerta del Perdón, en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, inicio del Año Santo Lebaniego. EFE/Archivo/Román G. Aguilera

Potes (Cantabria), 23.04.2017.- Asistentes al solemne acto de apertura de la Puerta del Perdón, en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, inicio del Año Santo Lebaniego. EFE/Archivo/Román G. Aguilera

En 2017 se celebra el año santo lebaniego número 73. Comenzará el 23 de abril (se ha retrasado una semana para no coincidir con el Domingo de Resurrección) y se cerrará el 22 de abril de 2018. EFE-doc