Angelino Alfano ignora a Berlusconi y apoya a Enrico Letta

Angelino Alfano, hombre de confianza de Berlusconi y número dos del Pueblo de la Libertad (PDL), ha pedido a los diputados y senadores del partido que apoyen al primer ministro italiano, el socialdemócrata Enrico Letta.
Angelino Alfano, a la derecha de la imagen, junto a Silvio Berlusconi. EFE/Archivo/ALESSANDRO DI MEOAngelino Alfano, a la derecha de la imagen, junto a Silvio Berlusconi. EFE/Archivo/ALESSANDRO DI MEO

Angelino Alfano, secretario general del partido de Berlusconi, se posiciona en contra de «Il Cavaliere» al pedir el voto favorable a Letta en la moción de confianza que tendrá lugar primero en el Senado y después en la Cámara de diputados.

Alfano, vicepresidente del gobierno y ministro del Interior,  había presentado la dimisión de su cargo junto a otros cuatro ministros del PDL, forzando una crisis en el Gobierno italiano. Letta ha rechazado la dimisión de los cinco ministros.

Alfano, nacido en Agrigento el 31 de octubre de 1970, se graduó en Derecho por la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán,  y se doctoró posteriormente en Investigación de Derecho Empresarial en la de Palermo

Comenzó en la política en las filas de la sección juvenil de la Democracia Cristiana (DC), de la que llegó a ocupar la secretaría provincial en Agrigento. Tras la transformación de la Democracia Cristiana en el Partido Popular Italiano (PPI) se unió en 1994 al recién creado Forza Italia (FI) del empresario Silvio Berlusconi.

Dio el paso a la política nacional tras conseguir un escaño en el Parlamento nacional en 2001. Formó parte de 2001 y 2006 de la Comisión de Presupuesto y Tesoro y de la de Cuestiones Regionales. Además fue ponente en la redacción de los presupuestos de 2003 y del presupuesto plurianual para los años 2003 a 2005.

Tras ser reelegido en las elecciones de 2008, el primer ministro Silvio Berlusconi le nombró ministro de Justicia el 7 de mayo.

Aunque Alfano se impuso como objetivo la lucha contra la mafia, su gestión estuvo marcada por los intentos de Silvio Berlusconi de cerrar los procesos judiciales que el primer ministro tiene abiertos en tribunales italianos.

La ley Alfano fue declarada contraria a la Carta Magna por el Tribunal Constitucional italiano el 7 de octubre de 2009. La decisión permitió reabrir los procesos judiciales abiertos contra Berlusconi.

A pesar de este fracaso, el Gobierno italiano aprobó el 10 de marzo de 2010 la ley del “legítimo impedimento”, que permitía al jefe del Gobierno italiano y a sus ministros no presentarse ante los tribunales alegando compromisos institucionales relacionados con sus cargos.

Los puntos esenciales de esta ley fueron invalidadas por el Tribunal Constitucional en una decisión hecha pública el 13 de enero de 2011.

A pesar de este nuevo revés la Cámara de los Diputados aprobó el 13 de abril de 2011 el proyecto de ley conocido como “proceso breve”, que reduce los plazos de los procesos y de prescripción de los delitos para los imputados sin antecedentes penales del que se podría beneficiar Berlusconi.

En un intento de legitimar en las urnas las leyes que podrían dar inmunidad al primer ministro, este convocó un referendo con cuatro cuestiones entre las que se incluía la ley del “legítimo impedimento”. Más de un noventa por ciento de los italianos que participaron lo hicieron a favor de derogarla.

En paralelo a la tramitación de estas leyes el ministro Alfano defendió el 10 de marzo de 2011 la controvertida reforma de la Justicia, aprobada ese día por el Consejo de Ministros.

Elegido Secretario Político del PDL el 1 de julio de 2011, abandonó el puesto de ministro de Justicia el 27 de julio de ese año para dedicarse exclusivamente al partido. Además la salida de Berlusconi de la escena política le convirtió en su sucesor y en potencial candidato del partido al puesto de primer ministro.

En las elecciones legislativas de febrero de 2013 su partido quedó en segundo lugar, por detrás del centroizquierda liderado por Bersani con una diferencia de 120.000 votos en la Cámara de Diputados y tres senadores menos en la Cámara Baja, lo que predecía la ingobernabilidad del país.

El 28 de abril de 2013 fue nombrado ministro del Interior en el gabinete del socialdemócrata Enrico Letta, cargo del que dimitió junto a otros cuatro ministros del PDL para forzar una crisis en el Gobierno. EFE/DOC


Etiquetado con: , ,
Publicado en: Protagonistas