Andy Warhol. El arte mecánico

Treinta años después de su muerte, Andy Warhol (1928-1987) es el artista más universalmente asociado al lenguaje pop. La exposición que presenta la Obra Social "la Caixa" junto al Museo Picasso Málaga pretende abordar la compleja producción del artista nacido en Pittsburgh (Estados Unidos), poniendo especial énfasis en las transmutaciones que experimenta el conjunto de su obra durante su carrera.
La obra Sopa Campbell's' de 1968, una de las más de 350 obras que forman parte de la exposición 'Warhol. El arte mecánico'. EFE/Archivo/Toni AlbirLa obra Sopa Campbell's" de 1968, una de las más de 350 obras que forman parte de la exposición "Warhol. El arte mecánico". EFE/Archivo/Toni Albir

José Lebrero Stals, director artístico del Museo Picasso Málaga y comisario de la muestra “Andy Warhol. El arte mecánico” que se exhibe en CaixaForum de Madrid

 

Además de dar a conocer el universo visual del artista a una nueva generación de público, la muestra pone el acento en la naturaleza repetitiva, esquematizante y artificiosa de su trabajo visual durante más de tres décadas de febril actividad creadora.

“Andy Warhol. El arte mecánico” incluye los iconos más emblemáticos y universales del mundo creado por Warhol: la lata de sopa Campbell, los retratos de Marilyn Monroe, Jackie Kennedy, Elvis Presley o Liz Taylor, pero también cine experimental, como sus Screen Tests o la legendaria instalación multimedia concebida con la banda de música The Velvet Underground.

La muestra está formada por un total de más de 350 piezas entre pinturas, esculturas, dibujos, serigrafías, instalaciones, libros de artista, películas, portadas de discos, pósteres, revistas, objetos y material fotográfico. Proceden de más de 30 prestadores -entre los que destaca el Museo Andy Warhol de Pittsburgh, que alberga la mayor colección de obras de arte y materiales de archivo de Warhol- y permitirán a los espectadores sumergirse en el fascinante mundo de imágenes sofisticadas y universales de Warhol.

“Andy Warhol. El arte mecánico” propone un completo y poliédrico recorrido que permite seguir el desarrollo creativo de este excepcional artista, desde sus inicios como incipiente diseñador gráfico comercial en la ciudad de Nueva York, en los años cincuenta, hasta su muerte en 1987, convertido ya en un mito universal.

La muestra focaliza la atención en cuestiones esenciales para comprender el alcance universal de su obra, como por ejemplo la innovadora forma en que Warhol aplica la idea de proceso a su polifacética obra seriada, los fuertes vínculos entre biografía personal y producción artística y, por supuesto, su originalidad y talento para combinar de un modo transversal y cíclico diferentes técnicas, medios y repertorios iconográficos. De esta forma crea representaciones que son al mismo tiempo canónicas, por formar parte de la historia oficial del arte occidental, y simbólicas, por haberse insertado en el imaginario colectivo popular contemporáneo.

En la exposición se quiere llamar la atención sobre cómo el artista recoge y actualiza para su tiempo las invenciones industriales del siglo XIX. Usa todo tipo de técnicas y de máquinas, desde la serigrafía hasta la grabadora de vídeo, dando importancia a la edición como principio esencial en su obra, con patrones productivos que él mismo definía como «propios de una cadena de montaje». Por eso llegó a calificar su obra como de arte mecánico, aparentemente impersonal. Así cortocircuitaba la tentación de otorgarle una carga de espiritualidad intencional que cínicamente no quería que se le atribuyera. El silencio nihilista de Warhol, en una obra espectacularmente visual como la suya, es de hecho, y paradójicamente, uno de los factores que dan altura poética a su trabajo

 

NOTA: Este artículo forma parte del servicio de firmas de la Agencia EFE al que contribuyen diversas personalidades, cuyos trabajos reflejan exclusivamente las opiniones y puntos de vista de sus autores.