Análisis de los datos del 9N en Cataluña

El llamado proceso de participación ciudadana convocado por la Generalitat el pasado 9 de noviembre en Cataluña tiene algo en común con las convocatorias electorales legales y que se realizan con todas las garantías: la lectura de los resultados depende, más que de la realidad, del intérprete.
 Barcelona, 23.05.2014.- Vista de la papeleta con las preguntas y el modelo de urna. EFE/Archivo/Marta Pérez Barcelona, 23.05.2014.- Vista de la papeleta con las preguntas y el modelo de urna. EFE/Archivo/Marta Pérez

Carlos Moral

Así, mientras el presidente de la Generalitat, Artur Mas, vio en el proceso del 9N, hace una semana, un “éxito total”, que demuestra que “Cataluña quiere gobernarse ella misma”, el Gobierno consideró la jornada un “simulacro estéril” y subrayó que dos tercios de los catalanes se negaron a participar en la “farsa”.
Según los datos de la Generalitat, a los que el Gobierno no concede fiabilidad alguna, y a falta de computar el voto de los residentes en el extranjero, participaron 2.305.290 votantes. El 80,76 % (1.861.753 personas), votaron a favor de la independencia; el 10,07 % (232.182) a favor de que Cataluña sea un Estado pero no independiente; y el 4,54 % (104.772) en contra de las dos posibilidades.
La primera dificultad para evaluar los resultados surge de la discrepancia a la hora establecer cuál era el censo de votantes, que incluía a mayores de 16 años y a quienes acreditaran residir en Cataluña. Según la Generalitat, lo componían 5,4 millones de personas, pero el Gobierno central lo eleva a 6,3 millones.
Si se toma como referencia el censo considerado por la Generalitat, la participación se elevaría al 42,6%, mientras que si la referencia es el censo que indica el Gobierno, habrían concurrido a la votación poco más de la tercera parte de los electores (36,5 %).
En cualquier caso, una participación escasa si se tratara de una consulta convocada legalmente, pero no desdeñable atendiendo a que al final fue, más bien, un acto reivindicativo al que básicamente acudieron los partidarios de la independencia o el Estado catalán y en el que no tomaron parte quienes se muestran contrarios.
Tratar de extrapolar los datos de este proceso a unas elecciones o una consulta legal y realizada con todas las garantías no tiene ningún valor científico, primero porque el censo de votantes que pueden participar es distinto y, segundo, porque nada tiene que ver una votación con efectos reales con otra puramente simbólica.
Sin embargo, alguna conclusión puede aventurarse: el número de partidarios de la independencia se mantiene estable. En las elecciones autonómicas de 2012 las formaciones políticas que la apoyan (CiU, ERC, IC y CUP) sumaron 2.100.523 votos. El pasado 9 de noviembre votaron a favor del Estado catalán 2.093.935 personas, y la mayoría de ellas, 1.861.753, marcaron la casilla del “sí” a la independencia.  EFE

 

—//EFE elabora documentos de análisis bajo petición gracias a la red de profesionales de la información desplegada en más de 120 países del mundo, con el apoyo y coordinación de su área de Análisis.

EFE garantiza en todo momento la confidencialidad de los interesados así como de la información utilizada para este fin, que es custodiada por el área de Análisis del Dpto. de Documentación de EFE y está vinculada a este único objetivo, destruyéndose de forma segura una vez concluido y entregado el encargo.
Para mayor información pueden contactar en el teléfono 913 467 245/526 o mediante el correo electrónico de clientes@efe.es, indicando en el asunto “Análisis”.//—-

 

 

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis