Ana Belén a punto de recibir el Goya de Honor 2017

La Academia de Cine celebra un encuentro de prensa con Ana Belén, reconocida el pasado mes de septiembre con el Goya de Honor 2017, en un acto en el que estuvo acompañada de la presidenta de la institución, Yvonne Blake. La actriz fue reconocida con este galardón  después de haber optado en cuatro ocasiones al Goya como Mejor actriz protagonista y otra más al Goya como directora novel.
EFE/Archivo/Iván Franco

EFE/Archivo/Iván Franco

La  Academia le otorgó por unanimidad el pasado mes de septiembre el Goya de Honor a “una actriz que es referente de muchas generaciones y sigue siendo rostro y voz imprescindible de nuestra cinematografía”.

La actriz, cantante y directora Ana Belén nacida en mayo de 1951 en el castizo barrio madrileño de Lavapiés,  recibirá el Goya de Honor 2017, en su gala de febrero, tras una carrera cinematográfica, compuesta por más de 50 títulos, una trayectoria que arrancó cuando la actriz tenía 13 años, bajo la dirección de Luis Lucia y junto a Fernando Rey,  en “Zampo y yo”, en la que interpretaba canciones de Augusto Algueró.

Tras su debut en el cine, que no logró la repercusión deseada, Ana Belén se dedicó al teatro. Cervantes, Tirso de Molina, Lope de Vega, Shakespeare, Molière o Zorrilla llenaron cinco años de carrera en los escenarios.

En 1970 regresó al cine con “Españolas en París”, de Roberto Bodegas y a partir de ahí comenzó una larga y fructífera trayectoria cinematográfica, con títulos como “Aunque la hormona se vista de seda” (Vicente Escrivá), “Morbo” y “Al diablo con el amor” (Gonzalo Suárez) o “Separación matrimonial” (Angelino Fons).

Le siguieron películas con Jaime de Armiñán (“El amor del capitán Brando” y “Jo, papá”); Pedro Olea (“Tormento”); Eloy de la Iglesia (“La criatura”); Pilar Miró (“La petición”) o José Luis García Sánchez (“Emilia, parada y fonda” y “Sonámbulos”).

A finales de los setenta Ana Belén era ya una de las actrices españolas mejor valoradas, además de una de las voces más destacadas de la música.

Joan Manuel Serrat, Víctor Manuel (su marido), Luis Eduardo Aute, Joaquín Sabina, Pablo Milanés, Miguel Ríos, Carlos Mejía Godoy, o Chico Buarque son algunos de los músicos con los que ha compartido trayectoria.

En los ochenta se coló nuevamente en los hogares a través de la serie de televisión “Fortunata y Jacinta”, donde dio vida a la “mujer bonita, joven, alta” de la obra de Galdós.  

En 1991 se estrenó como directora adaptando la obra de Carmen Rico Godoy “Cómo ser mujer y no morir en el intento”, filme español más taquillero de ese año y protagonizado por Carmen Maura y Resines. En esa misma década protagonizó títulos como “Rosa, rosae”, de Fernando Colomo; “La pasión turca” y “Libertarias“, de Vicente Aranda; o “El amor perjudica seriamente la salud”, de Manuel Gómez Pereira.

En el nuevo milenio intervino en cintas como “Antigua vida mía”, dirigida por Héctor Olivera, y “Cosas que hacen que la vida valga la pena”, de Gómez Pereira.  En teatro trabajó con directores como José Carlos Plaza, José Luis Gómez y Joan Ollé  e interpretado personajes de autores como Chéjov, Max Aub, Alberti, Lorca, Shakespeare, García Márquez y Vargas Llosa.

En los últimos años, interpretó grandes papeles grecolatinos como Fedra, Electra o Medea….  sin dejar la televisión con trabajos como la serie “Petra Delicado“, dando vida a la detective de la novela de Alicia Giménez. En 2016 intervino en”La Reina de España”, de Fernando Trueba, su última incursión en la gran pantalla.

Medalla de Oro de la Academia (1995) y Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (2007), tiene tres Ondas,  seis Fotogramas de Plata,  un TP de Oro,  la Medalla de Honor del Círculo de Escritores Cinematográficos, un Grammy latino a la excelencia musical y hasta el título de Caballero de la Orden de las Artes y Letras francesas, avalan el buen hacer de la artista madrileña. EFE/DOC

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas