Amref África, Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional

La ONG Amref Health África y su división española Amref Salud África, organización internacional sanitaria de origen y gestión completamente africanos que tiene como objetivo dar acceso a una sanidad básica de calidad a todas las comunidades de ese continente, han obtenido el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2018, fallado en Oviedo.
Jurado encargado de fallar el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2018. EfeJurado encargado de fallar el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2018. Efe

Amref -siglas en inglés de Fundación Africana para la Medicina y la Investigación- trabaja en una treintena de países africanos y ha atendido en sus sesenta años de existencia a unos 110 millones de personas y formado a doce millones de trabajadores de la salud.

Esta ONG que desde 1957 se centra en proyectos de salud materna e infantil, a luchar contra el VIH, la tuberculosis o la malaria, a la formación de personal sanitario local y a promover la investigación, se ha impuesto entre las 26 candidaturas de 17 nacionalidades que optaban a este galardón, el tercero que falla la Fundación Princesa de Asturias en esta XXXVIII edición.

La organización nació a raíz de que en 1956 los doctores Michael Woood (Reino Unido), Archibald Mclndoe (Nueva Zelanda) y Tom Rees (Esados Unidos) se planteasen la posibilidad de crear una organización capaz de crear atención quirúrgica a las poblaciones más remotas y desatendidas del este de África.

Un año después, la fundación inició su actividad para tratar de paliar las carencias sanitarias de esa parte del continente africano, donde había un médico por cada 30.000 habitantes, escasas infraestructuras médicas y caminos casi impracticables que impedían que muchos enfermos pudiesen acceder a cuidados médicos.

Tras poner en marcha un servicio de avionetas-ambulancias, esta sociedad pasó con los años de ser una pequeña organización de acción local a convertirse en la actualidad en la mayor organización internacional sanitaria de origen africano.

En la actualidad cuenta con un equipo de un millar de profesionales sobre el terreno, de los que el 97 por ciento son africanos, y que dirigen, analizan y ejecutan los proyectos de la organización desde sus centros de Kenia, Uganda, Etiopía, Sudáfrica, Zambia, Sudán del Sur, Malaui y Senegal.

Su principal misión pasa por aumentar el acceso a una sanidad de calidad para las comunidades en África a través del fortalecimiento de los recursos humanos sanitarios, la prestación de los servicios de salud y la inversión sanitaria siguiendo los principios del “ubuntu”, una filosofía africana que consiste en asumir las relaciones entre las personas con respeto, humildad y empatía.

Destaca su trabajo en favor de la erradicación de la mutilación genital femenina, con cuyos programas de sensibilización han llegado a más de cinco millones de personas tan solo en Kenia y Tanzania, contribuyendo a que las tasas de esta práctica se hayan reducido del 45 % al 14 % en pocos años.

Desde 2005 la organización trabaja la formación a distancia en línea a través de dispositivos móviles y en 2018 ha inaugurado su primera universidad orientada hacia el ámbito de la sanidad.

Para sensibilizar a la población del primer mundo y conseguir los recursos necesarios, Amref cuenta con una red de oficinas en Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Holanda, Alemania, Austria, Italia, Francia y Mónaco, además de en España, donde desde 1997 cuenta con una sede en Madrid que preside el economista Álvaro Rengifo.

La candidatura de Amref Salud África fue propuesta por Enrique V. Iglesias, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1982 y Sicily K. Kariuki, secretario del gabinete del Ministro de Salud de la República de Kenia. EFE