Alternativa para Alemania (AfD), la ultraderecha accede al Bundestag

La irrupción de Alternativa para Alemania (AfD) en la Cámara Baja como tercera fuerza tras las elecciones ha abierto las puertas del Parlamento alemán a un discurso xenófobo, nacionalista y, en algunos casos, revisionista.
El primer partido ultraderechista que accede al Bundestag desde los años 50 tiene entre sus futuros diputados a personas que aplauden el papel de losEl primer partido ultraderechista que accede al Bundestag desde los años 50 tiene entre sus futuros diputados a personas que aplauden el papel de los soldados nazis, descalifican abiertamente a los extranjeros e incluso tienen vínculos con grupos neonazis e identitarios. En la imagen, el líder del partido en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia, Marcus Pretzell. EFE/Archivo/Sascha Steinbach

El primer partido ultraderechista que accede al Bundestag desde los años 50 tiene entre sus futuros diputados a personas que aplauden el papel de los soldados nazis, descalifican abiertamente a los extranjeros e incluso tienen vínculos con grupos neonazis e identitarios.

La AfD, nacida en 2013 como partido euroescéptico, quedó en las elecciones de ese año fuera del Parlamento por unas décimas, pero con la crisis de los refugiados transformó su discurso antieuropeo en xenófobo y fue logrando escaños en trece de los dieciséis estados federados.

Su buen resultado conmocionó a los líderes de los demás partidos políticos, así como a la mayoría de la sociedad.

Con la AfD, vuelve a entrar en el Bundestag un partido situado más a la derecha de la CDU, algo que después de la II Guerra Mundial sólo se dio en los inicios de la República Federal Alemana.

El primer canciller de la RFA, el cristianodemócrata Konrad Adenauer, contó en su coalición de gobierno, además de con liberales, con el Partido Alemán (DP), federalista, antisocialista y abiertamente contraria al programa de “desnazificación”.

Otro partido presente en aquel Bundestag surgido de las elecciones de 1949, al que accedieron doce formaciones, fue el bloque formado por el Partido Conservador Alemán (DKP) y el Partido Alemán de Derechas (DRP), aglutinador de nacional-conservadores, monárquicos, pero también exnazis.

El DP logró estar presente también en los Parlamentos surgidos tras las elecciones de 1953 y 1957 y formó parte de las coaliciones encabezadas por Adenauer.

En la segunda legislatura tras la guerra, entró también en el Bundestag la Alianza de Expulsados y Privados de Derechos (BHE), creada para representar los intereses de la población alemana expulsada de los territorios orientales que perdió el país tras la contienda mundial y que contaba también en sus filas con numerosos exmilitantes nazis.

Para el Consejo Central de los Judíos en Alemania, la República Federal de Alemania se encuentra, con la entrada de la AfD en el Bundestag, ante el “mayor desafío” democrático desde su fundación en 1949.EFE

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas