Alemania recibió en 2016 a 280.00 peticionarios de asilo, el 68 % menos

Alemania recibió en 2016 a 280.00 peticionarios de asilo, lo que supone un descenso del 68 % con respecto al año anterior, cuando llegaron 890.000 personas buscando refugio en el país.
Refugiados sirios son registrados por un soldado alemán en la base área de Erding (Alemania) el pasado 31 de enero. EFE/Archivo/ANDREASáGEBERRefugiados sirios son registrados por un soldado alemán en la base área de Erding (Alemania) el pasado 31 de enero. EFE/Archivo/ANDREASáGEBER

 

La cifra de peticiones de asilo registradas formalmente el año pasado en la Oficina Federal para la Migración y los Refugiados (BAMF) se elevó sin embargo hasta las 745.545, la mayoría correspondiente a personas que habían entrado en el país en 2015 y que no pudieron presentar su solicitud entonces por el colapso de las administraciones
Alrededor del 36 % de los expedientes presentados son de ciudadanos sirios, el 17 % de afganos y el 13 % de iraquíes.
Del análisis de los expedientes resueltos a lo largo de 2016 se desprende que en el 62 % de los casos se otorgó algún tipo de protección a los solicitantes de asilo.
Un total de 256.136 personas (el 36,8 % de los solicitantes) fueron reconocidas como refugiadas según la Convención de Ginebra, 153.700 (22,1 %) recibieron protección subsidiaria de acuerdo con la legislación de asilo y 24.084 personas (3,5 %) consiguieron evitar por diversos motivos la expulsión del país.
El Ministerio del Interior destacó la agilización de los procesos y el récord de tramitaciones: en 2016 se cerraron 695.733 expedientes, alrededor de un 146 % más que en el ejercicio anterior.
A pesar de ello, a finales de diciembre había todavía 434.000 expedientes pendientes de resolución en la Oficina Federal para la Migración y los Refugiados.
Este lunes 9 de enero, el ministro alemán del Interior, Thomas de Maizière, advirtió de que el país mantendrá los controles fronterizos “mientras siga siendo necesario” como mecanismo contra la inmigración ilegal y frente al terrorismo internacional.
“La frontera germano-austríaca es un punto álgido para la inmigración ilegal”, afirmó ante la asamblea anual de la Federación Alemana de Funcionarios.
La implantación de controles fronterizos “no es el fin de Schengen”, añadió, en alusión a la libertad de movimientos de los ciudadanos dentro de ese espacio europeo, para asegurar que la vigilancia actual se levantará “cuando deje de ser necesaria”.
Por otra parte, recordar que en este 2017 la canciller alemana, Angela Merkel, enfrenta un año electoral, en el que desde la extrema derecha la formación Alternativa por Alemania (AfD) la ha quitado demasiados votos y ha incrementado el descontento social entre los sectores conservadores de la CDU y, sobre todo, dentro de la CSU que se desmarcó claramente de la política de refugiados defendida por la propia canciller.

Respecto a la crisis de los refugiados, el 4 marzo de 2016 se publicaba la alarmante cifra sobre las solicitudes de asilo en UE que crecieron un 123 % en 2015, hasta 1,25 millones, un 123 % más que el año anterior.
Cuatro días después, más de 40.000 personas quedan atrapadas en Grecia después de que el Consejo Europeo sellara el cierre de la denominada ruta balcánica.
La UE acordó el día 18 de marzo aplicar un plan para deportar a los refugiados e inmigrantes irregulares a Turquía.
A continuación el día 1 abril, el Parlamento griego aprobó la ley que reforma el proceso de demanda de asilo y regula la devolución de migrantes a los llamados “países seguros”, entre ellos Turquía, que por ser uno de los países que mas refugiados recibe, en agosto la UE le entregó 2.239 millones de euros.

El año 2016 cerró con la escalofriante cifra de 5.000 refugiados muertos en el Mediterráneo en su desesperado intento por llegar a Europa, en un año caracterizado, según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), por una “desesperante lentitud” en el ritmo de acogida de estas personas.
En su balance de los doce meses, CEAR lamenta la escasa eficacia de España y la UE en los procesos de reubicación y asentamiento, junto a la “sorprendente rapidez” para poner obstáculos a las personas que buscan protección internacional, que “han concluido con ese triste récord de muertos en el mar”. EFE

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Documentos