Ágatha Ruiz de la Prada, Premio Nacional de Moda

La diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada ha sido galardonada hoy con el Premio Nacional de Diseño de Moda 2017, que otorga el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, dotado con 30.000 euros. El jurado ha premiado por unanimidad a la diseñadora "en reconocimiento a sus más de treinta años de trayectoria, por su capacidad de vincular su trabajo en moda con otras manifestaciones de las artes, el diseño o la industria".
Ágatha Ruiz de la Prada. EFE/Archivo/Ágatha Ruiz de la Prada. EFE/Archivo/

Desmonta y permuta los colores como nadie, sus diseños hacen un poco más feliz a la gente, es la creadora nacional con más licencias en el extranjero, tiene tiendas propias en Europa y ahora suma a su cosmos el Premio Nacional de Diseño de Moda. Ella es su mejor marca: Agatha Ruiz de la Prada.
“Está comprobado que los colores animan y alegran” contaba en una entrevista con Efe la diseñadora que nunca se viste de negro y que tiene entre una de sus máximas “hacer un poco más feliz a la gente”.
Ágatha Ruiz de la Prada, la única diseñadora que va vestida de sí misma, según Ollivier Saillard, director del Museo Gaillera de París, ha creado un universo propio, una tarea de más de 30 años de trabajo y creación que responden al talento de una de las pioneras en la aventura exterior de la moda española.
Agueda Isabel Ruiz de la Prada Santmenat, diseñadora de moda, Premio Nacional de Diseño de Moda 2017, su estilo tiene un sello muy personal y está marcado por el empleo de colores vivos y puros, las formas geométricas sencillas, y el predominio de motivos como corazones, estrellas, nubes y flores.
Nació en Madrid, en junio de 1960, hija del arquitecto Manuel Ruiz de la Prada, propietario de una importante colección de arte moderno, y de una aristócrata catalana, es XII marquesa de Castelldosríus, XXIX baronesa de Santa Pau y Grande de España.
Estudió en la Escuela de Artes y Técnicas de la Moda de Barcelona y a los 20 años comenzó a trabajar en el estudio del modisto Pepe Rubio. En 1981 presentó su primera colección en Local, un centro de diseño de Madrid donde se daban cita los pioneros de la “movida madrileña”, y participó en un desfile colectivo en el Museo de Arte Contemporáneo de la capital.
Un año después, abrió su tienda-estudio en el centro de Madrid, expuso la colección “Trajes pintados” en la galería de arte Fernando Vijande.
En 1986 participó en su primer desfile de moda colectivo en Francia. Dos años después dio un salto primera vez, a la Pasarela Cibeles de Madrid y en la Feria de Moda de Milán.
En los noventa marcó el inicio de su proyección en el ámbito internacional. En 1990 realizó un exitoso desfile en Osaka, Japón, y en 1992 presentó una particular colección de kimonos.
Por esta misma época diseñó una colección de vajillas para la marca BIDASOA, que se presentó en 1991 en la galería Juana de Aizpuru, de Madrid; lanzó su perfume, “Corazón rosa” (1992), y mostró sus originales vestidos-reloj junto con la firma SWATCH en Sevilla (1992).
Continuó con sus diseños de ropa y calzado para bebé y para hombre. En 2005 abrió una tienda en Nueva York y cuatro años después logró la medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. Sus trabajos son reconocidos internacionalmente.
En 2011, puso en marcha la Fundación Agatha Ruiz de la Prada.
Separada del periodista Pedro J. Ramírez, son padres de un hijo y una hija. EFE

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas