Abdo Benítez jura como nuevo presidente paraguayo

El nuevo presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, se ha comprometido en el discurso tras su investidura, a dar fin a la corrupción y la impunidad y a edificar un sistema judicial independiente.
El nuevo presidente paraguayo Mario Abdo Benítez. EFE/ArchivoEl nuevo presidente paraguayo Mario Abdo Benítez. EFE/Archivo

“Vamos a construir una Justicia independiente para que se acabe la impunidad en la República”, dijo Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado.
“La impunidad es el cáncer a vencer. ¿Por cuánto tiempo más nuestro pueblo va a aguantar a una Justicia implacable, rígida para los ciudadanos más humildes y complaciente para los que tienen influencia?”, preguntó el exsenador, de 46 años.
Recordó además que la ciudadanía ya se ha levantado contra la corrupción, en referencia a las recientes movilizaciones de repudio contra varios escándalos que afectan a algunos legisladores.
Mario Abdo Benítez, hijo del secretario personal del dictador Alfredo Stroessner durante la dictadura (1954-1989), nació en noviembre de 1971 en la capital del país, Asunción.
Estudió desde los 16 años en Estados Unidos, licenciándose en Márketing en la universidad Teikyo Post University, en el estado de Connecticut. De vuelta a Paraguay, tras la caída de Stroessner, se formó como subteniente reservista de la Fuerza Aérea y paracaidista militar.
Sus inicios en política fueron en 2005 como miembro del movimiento Reconstrucción Nacional Republicana. Luego perteneció al movimiento “Paz y Progreso”. En 2013 fue elegido senador y entre 2015 y 2016 ocupó la Presidencia del Senado.
Aunque ha sido criticado por la vinculación de su padre con el dictador Stroessner y algunos han calificado de tibia su condena del “stronismo”, Mario Abdo (popularmente conocido como “Marito”) ha logrado establecer dentro del partido la corriente Colorado Añetete (Colorado Auténtico, en idioma guaraní), enfrentada a Honor Colorado, liderado por el presidente paraguayo Horacio Cartes.
Esa postura disidente se observó durante su etapa de senador, cuando en ocasiones se enfrentó a proyectos impulsados por el sector de Cartes. El episodio más sonado se produjo en marzo de 2017, cuando Benítez y la “disidencia colorada” se aliaron con parte del opositor Partido Liberal y senadores de partidos minoritarios para frenar el intento de habilitar la reelección presidencial, que habría beneficiado a Cartes.
El proyecto fue finalmente descartado por sus impulsores debido a las protestas que generó, que desembocaron en la quema parcial del Congreso y en la muerte de un opositor.
Benítez se presentó a las elecciones para presidir el Partido Colorado, en julio de 2015, aunque las perdió frente a Pedro Alliana, quien estaba respaldado por Horacio Cartes.
El 17 de diciembre de 2017, sin embargo, fue elegido candidato a la presidencia de Paraguay al vencer en las elecciones internas del partido al exministro de Hacienda, y candidato de Cartes, Santiago Peña.

Publicado en: Protagonistas