Cepsa se suma a decena de salidas a Bolsa frustradas

Cepsa ha anunciado que pospone su salida a Bolsa, prevista para el 18 de octubre, por las condiciones desfavorables que viven en las últimas semanas los mercados, que pueden afectar a su valoración, y se suma así a casi una decena de debuts bursátiles que se han visto suspendidos desde 2004.
EFE/ArchivoEFE/Archivo

Cepsa, que considera volver al mercado cuando crea que “las condiciones son favorables”, se suma así a otras entidades que, en los últimos años, tras anunciar que iban a salir a Bolsa, no lo han hecho o han pospuesto su debut.
Probitas Pharma fue una de esas compañías que, pese a anunciar su salida al mercado, en 2004 comunicó que suspendía su debut por “la imposibilidad de fijar el precio para las acciones” que iba a colocar en el mercado, representativas del 43,5 % de su capital, y la alta volatilidad de los mercados.
Telefónica suspendió en junio de 2011 la salida a Bolsa de su filial de atención telefónica Atento a mediados de 2011 por la desfavorable situación de los mercados.
El gobierno, en septiembre de 2011 la privatización del 30% de Loterías y Apuestas del Estado mediante su salida a Bolsa debido también a la situación de los mercados y por entender que la valoración de los bancos colocadores, de 17.000 millones de euros, no reflejaba el valor real de la empresa.
Isolux Corsan también suspendió su salida a Bolsa en enero de 2014, prevista para un mes después y con la que esperaba captar 600 millones de euros, al considerar que las indicaciones de valoración preliminares no reconocían el potencial de la compañía.
La junta de accionistas de Ono decidió en abril de 2014 revocar su salida al mercado tras un acuerdo con la británica Vodafone para comprarla por 7.200 millones de euros.
Aena aplazó en octubre de 2014 su salida al mercado por un defecto formal relacionado con la elección del auditor del gestor aeroportuario, lo que le obligó a retrasar su debut bursátil hasta febrero del siguiente año.
En mayo de 2018 fue la gestora inmobiliaria Azora la que aplazó su salida a Bolsa a apenas 48 horas de su estreno, alegando la “incertidumbre” generada en la sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi) Hispania -de cuya gestión se ocupaba- por la opa lanzada sobre ésta el fondo Blackstone.
Vía Célere anunció a finales del pasado mayo que no debutaba en Bolsa por la inestabilidad financiera y política en España y en Italia, y sus fondos de accionistas, liderados por Varde Partners, han optado por esperar después de los fracasos de Testa y Azora.
Testa Residencial suspendió sus planes para pasar al mercado continuo en junio debido a la inestabilidad política y la incertidumbre de los mercados, aunque finalmente el pasado 26 de julio la socimi saltó al Mercado Alternativo Bursátil (MAB). EFE

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos