El maquinista del tren de Santiago declarará esta tarde ante el juez

El conductor del tren Alvia siniestrado el pasado miércoles, 24 de julio, en Santiago de Compostela, Francisco José Garzón, pasa hoy a disposición judicial para declarar esta tarde ante el juez. Se le imputa un presunto delito de homicidio por imprudencia.
SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24/07/2013.- Los servicios de emergencia sanitaria junto a las vías tras el accidente del tren ALVIA que cubría la ruta MadrSANTIAGO DE COMPOSTELA, 24/07/2013.- Los servicios de emergencia sanitaria junto a las vías tras el accidente del tren ALVIA que cubría la ruta Madrid - Ferrol, siniestrado muy cerca de la estación de Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira Jr.

La policía procedió a detenerlo el pasado jueves, mientras se encontraba hospitalizado en el Hospital Clínico de Santiago de Compostela, donde se negó a declarar.

Ayer, sábado recibió el alta médica y fue trasladado a la comisaría de la Policía de Santiago de Compostela. Se le imputa un presunto delito de homicidio por imprudencia

Hoy domingo fue trasladado ante el juez antes de que, por la tarde, se cumplan las 72 horas reglamentarias desde que fuera formalmente detenido en el centro sanitario.

Las 78 víctimas mortales del accidente han sido ya identificadas y en los hospitales gallegos siguen ingresados 71 heridos, 31 críticos, según la última información facilitada por la Xunta de Galicia.

El accidente es uno de los más graves ocurridos en la historia del ferrocarril en España. Con anterioridad sólo dos accidentes han superado en número de víctimas al ocurrido en las inmediaciones de Santiago de Compostela.

El siniestro con mayor número de víctimas tuvo lugar el 3 de enero de 1944 cuando un tren correo que cubría la línea Madrid-La Coruña, chocó contra una locomotora en maniobras en un túnel de la línea Palencia-La Coruña, cerca de la estación leonesa de Torre del Bierzo.

Según algunas fuentes el balance mortal del siniestro se eleva a más de 500 fallecidos, aunque la censura de la dictadura franquista intentó silenciar la enorme gravedad del accidente y rebajó la cifra a 78 muertos.

El 21 de julio de 1972 murieron 79 personas después de que descarrilase un ferrobús que unía las ciudades de Cádiz y Sevilla. También este accidente tiene puntos sin aclarar ya que algunos medios de información de la zona del accidente elevan la cifra de fallecidos a 86.EFE/Doc

Etiquetado con:
Publicado en: Sin categoría

imagen

imagen