Trump se estrena en la Asamblea de la ONU

El presidente de EE.UU., Donald Trump, se estrena hoy ante la Asamblea General de la ONU dispuesto a repartir abrazos a mandatarios aliados como los de Israel y Egipto, y reproches a Corea del Norte y Venezuela, además de insistir en que hay que reformar las Naciones Unidas.
EFE/Archivo EFE/Archivo

El presidente de EE.UU., Donald Trump llegó la noche del domingo a Nueva York procedente de su club de golf de Bedminster (Nueva Jersey) y se alojara durante cuatro días en la torre que posee en pleno Manhattan.

Trump  se estrenará esta semana ante la Asamblea General de la ONU dispuesto a repartir abrazos a mandatarios aliados como los de Israel y Egipto, y reproches a Corea del Norte y Venezuela, además de insistir en que hay que reformar las Naciones Unidas.

El presidente Trump llega hoy a Nueva York procedente de su club de golf de Bedminster (Nueva Jersey) para participar en la Asamblea General de la ONU, en su estreno ante el organismo, y mantener hasta el jueves numerosas reuniones bilaterales con otros líderes mundiales.

Tras sus reiteradas críticas a la ineficacia de la ONU durante su campaña electoral, Trump insistirá estos días en que las Naciones Unidas deben ser reformadas.  Así lo hará probablemente en su discurso ante la Asamblea General, previsto para el martes y en el que se espera que también ofrezca su visión sobre el conflicto con Corea del Norte, la guerra siria, el acuerdo nuclear con Irán o la crisis en Venezuela.

Y la crisis con Venezuela centrará la cena que mantendrá Trump el lunes por la noche con varios mandatarios latinoamericanos.

Además, el mandatario estadounidense tiene reuniones bilaterales programadas con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y los presidentes turco, Recep Tayyip Erdogan, y egipcio, Abdelfatah al Sisi, así como con aliados europeos como el francés Emmanuel Macron y la británica Theresa May.

Su discurso se produce cuando la ONU se enfrenta a la agresión nuclear de Corea del Norte, lo que llevó a un raro voto unánime del Consejo de Seguridad en agosto para emitir nuevas sanciones contra Pyongyang.  Sobre este asunto, McMaster indicó que no hay que bromear con la amenaza norcoreana, minutos después de que el propio presidente se mofara del asunto en uno de sus ya clásicos y polémicos mensajes de Twitter.

“Realmente tenemos que movernos con mucha urgencia, en materia de sanciones, en diplomacia y en la preparación, si es necesario, de una opción militar”, apuntó.
Por su parte, la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki Haley, aseguró hoy que la presencia del mandatario estadounidense en la Asamblea General supondrá “un nuevo día para la ONU”.

“Lo que ustedes ven ahora es que el tema de Israel se ha vuelto más equilibrado, una Organización de Naciones Unidas orientada a la acción, hemos aprobado dos resoluciones sobre Corea del Norte en el último mes. Está avanzando hacia la reforma”, aseguró.

Trump criticó duramente el organismo durante la campaña electoral, alegando que había expresado posiciones antiisraelíes y que no había tomado medidas en muchos asuntos de calado internacional, así como el hecho de que era demasiado dependiente de la financiación estadounidense.

Según la consejera del magnate, Kellyanne Conway, Trump “promoverá la paz, promoverá la prosperidad y promoverá la soberanía y la rendición de cuentas”.
“Reafirmará el liderazgo global de Estados Unidos, no es un presidente que se disculpe por Estados Unidos, es un presidente que reafirmará la posición de Estados Unidos en el mundo”, reiteró la consejera presidencial respecto a las posturas aislacionistas del mandatario.

EFE/DOC