El heredero de Samsung condenado a 5 años de cárcel por corrupción

El heredero de Samsung, Lee Jae-yong, fue condenado hoy a cinco años de cárcel por una sonada trama de corrupción, lo que deja sin líder al más poderoso conglomerado empresarial del país y al mayor fabricante de móviles del mundo.
El heredero de Samsung condenado a 5 años de cárcel por corrupción

La justicia surcoreana halló hoy culpable a Lee, de 49 años, de sobornar a la expresidenta Park Geun-hye con el objetivo de obtener favores del Gobierno en su consolidación como jefe del grupo.

El fallo emitido por el Tribunal de Distrito Central de Seúl pone ahora el foco en cómo el mayor “chaebol” (grandes conglomerados surcoreanos controlados por clanes familiares) enfrentará la falta de liderazgo en un grupo en el que el encarcelamiento provisional de Lee a mediados de febrero ya había hecho mella en su directiva.

El espectacular rendimiento de su rama de electrónica Samsung Electronics responde sobre todo al modelo diversificador que le ha permitido ser el primer fabricante y proveedor mundial de chips, semiconductores y smartphones gracias a un estudiado plan de inversiones a largo plazo que algunos analistas ven peligrar con el encarcelamiento de Lee.

El heredero del grupo fue acusado de autorizar el desvío de 43.000 millones de wones (32,3 millones de euros/38 millones de dólares) a fundaciones bajo el control de Choi Soon-sil, conocida como la “Rasputina” por su amistad con la exmandataria, a cambio de que un fondo público de pensiones autorizara en 2015 una fusión de dos filiales de Samsung.

Esta operación reforzó el control de Lee sobre el conglomerado, a quien pertenece el mayor fabricante de smartphone del mundo (Samsung Electronics) y cuyo liderazgo asumió de facto en 2014 después de que su padre, Lee Kun-hee, sufriera un infarto que lo dejó incapacitado.

Dentro de esa cantidad se hallarían 7.200 millones de wones (5,4 millones de euros) para la financiación del programa de equitación en Alemania de la hija de Choi, Chung Yoo-ra, y que Samsung habría efectuado con el conocimiento de Lee, según consideró el tribunal.

El heredero de un conglomerado que representa una quinta parte de la economía surcoreana y que engloba empresas dedicadas a electrónica, construcción o la maquinaria pesada, fue hallado también culpable de malversar 6.400 millones de wones (4,8 millones euros), de ocultar activos en el extranjero y de perjurio, por haber dado varias versiones en sus comparecencias en distintas instancias..

 

La sentencia de Lee podría repercutir de ahora en adelante en los juicios simultáneos que se celebran contra la expresidenta Park y contra la “Rasputina”, Choi Soon-sil.

El caso, que sacó a la calle a los surcoreanos en manifestaciones masivas durante meses, desencadenó la primera destitución de un presidente surcoreano en democracia y su envío a prisión provisional a la espera del desenlace de su juicio.

Lee Jae-yong es el hijo mayor y único hijo de Lee Kun-hee, Presidente de Samsung, y considerado como el futuro sucesor de la posición de su padre. Conocido como el “Príncipe heredero de Samsung” por los medios de comunicación surcoreanos.

Se estima que Lee Jae-yong cuenta con 7.900 millones de dólares, lo que lo convierte en la tercera persona más rica de Corea del Sur.

En 2014, Lee fue nombrado en el puesto 35 como la persona más poderosa del mundo y el coreano más poderoso por la Lista de la revista Forbes, junto con su padre el empresario Lee Kun-hee.
Lee recibió se licenció en Historia de Asia Oriental en la Universidad Nacional de Seúl, y cursó Administración de Empresas en la Universidad de Keio. También asistió a Harvard Business School durante cinco años donde cursó un Doctorado en Administración de Empresas, aunque no recibió el título.
    El 16 de enero de 2016 la Fiscalía de Corea del Sur mandó arrestar al vicepresidente de Samsung, Lee Jae-Yong. Se le acusó de presunto soborno dentro de la trama conocida como “La Rasputina”. Tras las pérdidas millonarias de 2016 por culpa de su modelo Galaxy Note 7.
En 2017, recibió una orden de detención por parte de las autoridades surcoreanas contra él.
   El 17 de febrero de 2017, fue detenido por su conexión con el caso de corrupción de la “Rasputina”, estaba acusado de soborno y otros delitos, en el marco del escándalo que causó la caída de la presidenta Park Geun-hye y que afecta también a la cúpula de las principales empresas del país.
EFE/Doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Protagonistas