Encuentro entre el fiscal general del estado y el presidente del Gobierno de Cataluña

La Fiscalía General del Estado enmarca la reunión de este miércoles del fiscal general, José Manuel Maza, con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la "cortesía institucional", por el encuentro de fiscales superiores de comunidades autónomas que se celebra en Barcelona.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y el vicepresidente, Oriol Junqueras en el Parlament catalán. Efe-Archivo/Andreu DalmauEl presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y el vicepresidente, Oriol Junqueras en el Parlament catalán. Efe-Archivo/Andreu Dalmau

 

En un comunicado, la Fiscalía General del Estado informa de que, por primera vez, Barcelona acogerá la junta de fiscales de las comunidades autónomas.

Con motivo de esa visita, añade el comunicado de la Fiscalía, se ha concertado para este miércoles el encuentro entre el fiscal general y Carles Puigdemont, “en su calidad de titular de la más alta representación de la Generalitat y de la representación ordinaria del Estado español en Cataluña”.

“La visita se enmarca dentro de la cortesía institucional”, subraya la nota de prensa.

Ambos, Maza y Puigdemont se reúnen esta tarde en el Palau de la Generalitat, en pleno pulso institucional por el referéndum sobre la independencia de Cataluña que pretende convocar el Govern como muy tarde a principios de este próximo otoño.

La reunión se celebra cuando la Fiscalía tiene interpuestas varias querellas contra la exconsellera de Gobernación Meritxell Borràs, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y miembros de la Mesa de JxS y CSQP por el proceso soberanista iniciado en Cataluña.

El pasado lunes Puigdemont ofreció una conferencia en Madrid en la que planteó su última oferta al Estado para pactar un referéndum, pero el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lo emplazó a plantearlo en el Congreso.

Al mismo tiempo, trascendió un borrador de la ley catalana de transitoriedad jurídica, conocida como “ley de desconexión” y pactada en secreto por JxSí y la CUP, en el que según el diario El País se prevé una declaración unilateral de independencia si el Gobierno central veta un referéndum, documento que Rajoy tachó de “gravísimo chantaje y amenaza” al Estado.

Mientras tanto, Maza afirmó ayer que es apresurado pronunciarse sobre la “filtración” del borrador de la ley, pero reconoció que el texto es “sorprendente y extraño al Estado de Derecho” y reunió a la cúpula fiscal para analizarlo

Por otra parte, en relación con el borrador de la denominada ley de ruptura de Cataluña, la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) ha avisado de que los jueces actuarán “con independencia y sujeción exclusiva a la Constitución”,

En un comunicado, la asociación mayoritaria de jueces, de corte conservador, afirma que si este borrador ve la luz verde estaríamos ante un “ataque intolerable al Estado democrático y de Derecho” y “un acto de totalitarismo independentista”.

Se trataría, añaden, de una maniobra dirigida “a imponer por la fuerza de los hechos una determinada solución del conflicto a todos los catalanes, soberanista o no, y al resto de españoles, sin legitimidad democrática alguna y en contra de la legalidad constitucional”.

Para la APM, este borrador es inconstitucional ya que sus promotores “parten de una premisa falsa: que legalmente se puede pasar de una legalidad constitucional a una nueva legalidad catalana”. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Análisis