Ernesto Caballero, premio Valle-Inclán de Teatro

El español Ernesto Caballero fue galardonado con el Valle-Inclán de Teatro por su dirección en "El laberinto mágico", un premio fallado en una cena de gala celebrada en el Teatro Real de Madrid y tras una votación final en la que superó a Israel Elejalde.
2016.EFE/JuanJo Martín2016.EFE/JuanJo Martín

Ernesto Caballerodirector del Centro Dramático Nacional (CDN) desde octubre de 2011, es un fecundo y exitoso autor de Teatro, perteneciente a la Joven Generación de Autores que ha modernizado y tratado de acercar al público la escritura teatral y los clásicos españoles en una época de grandes cambios, marcados por el ‘shock’ de las nuevas tecnologías y las incertidumbres culturales.
Fue Premio de la Crítica Teatral de Madrid a mejor autor en la temporada 1993-94 por ‘Rezagados’ y ‘Auto’, que había presentado en París en el III Festival Don Quijote de Teatro Hispánico Contemporáneo; y premio de dirección de la Asociación de Directores de Escena (ADE) por ‘Sainetes’, en homenaje al teatro neoclásico de don Ramón de la Cruz.
     Caballero nació en Madrid, en 1957, se graduó en la Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid, y trabajó siempre en la vanguardia teatral. Dirigió en 1981 el montaje de ‘Un Fénix demasiado frecuente’, de Christopher Fry, para el Grupo de Teatro Cibeles.
Ha escrito y dirigido varios textos y montajes para la Compañía de Producciones Marginales de Madrid: ‘El cuervo graznador grita venganza‘ (1986) y título de una frase del Hamlet de Shakespeare, y que Ernesto Caballero utiliza para descubrir su propio juego: una forma de teatro dentro del teatro, un modo de convertir imágenes de hechos pasados en actos reales; y ‘Rosaura. El sueño es vida, Milady‘, versión libre de ‘La vida es sueño’ de Calderón.
Trabajó como ayudante de dirección, en 1988, en el montaje del ‘Calderón’ de Pasolini, dirigido por Guillermo Heras para el Teatro Nacional de Nuevas Tendencias Escénicas; y es autor de ‘Squasch‘, presentado en Madrid en 1988.
Gran aficionado al ciclismo, presentó su pieza alusiva, ‘Rezagados’, en el Teatro Alfil, en Madrid, en 1992, dentro del Festival de Teatro de Otoño, e intervino, luego, en Madrid en la I Muestra de Teatro de Autores Contemporáneos celebrada en homenaje a Antonio Buero Vallejo.

  El galardón del premio Valle-Inclán está dotado con 50.000 euros y lo concede el suplemento El Cultural del diario El Mundo en colaboración con la Fundación Coca-Cola al mejor espectáculo teatral que haya pasado por las salas madrileñas.
El premio se otorga por el sistema Goncourt, en el que el jurado va descartando a los candidatos en sucesivas eliminatorias y ante los asistentes.
Tras cinco rondas de votación, en las que se han valorado doce candidaturas, Caballero se impuso a Elejalde, candidato por su interpretación en “Hamlet”.
El acto del fallo y entrega de la XI edición del Premio Valle-Inclán ha estado presidido por el ministro español de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y han asistido, entre otros, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.
Los finalistas de esta edición eran Maribel Verdú, por “Invencible”; José Sacristán, por “Muñeca de porcelana”; María Adánez, por “El pequeño poni”; Paco Bezerra, también por “El pequeño poni”; José Luis Arellano, por “La odisea”; Pedro Casablanc, por “Yo, Feuerbach”, y Ana Peinado, por “Ana el 11 de marzo”.
También eran candidatos los directores Mario Gas, por “Incendios”; Sergio Peris-Mencheta, por “La cocina”, y Alfredo Sanzol, por “La respiración”.
El jurado, presidido por Antonio Garrigues Walker, estaba formado por Luis María Anson, Juan José Litrán, Javier Villán, Eduardo Pérez-Rasilla, Manuel Llorente, Ruperto Merino, José María García-Luján, Paloma Zuriaga, Mariano Torralba, Robert Muro y Liz Perales.
El premio fue creado en 2007 con el objetivo de reconocer el acontecimiento teatral del año en España, y en anteriores ediciones han sido galardonados Juan Echanove, Angélica Lidell, Juan Mayorga, Nuria Espert, Francisco Nieva, Carmen Machi, Miguel del Arco, Carlos Hipólito o Concha Velasco. En la pasada edición, Aitana Sánchez-Gijón consiguió el Valle-Inclán por su papel en “Medea”.

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas