El IPC se dispara al 3 % en enero, la tasa más alta en seis años

EL índice de precios de consumo (IPC) aumentó el 3 % en tasa interanual, de forma que marcó el mayor incremento en un mes de enero de los últimos seis años, según el indicador adelantado publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
EFE/Archivo/Juanjo MartínEFE/Archivo/Juanjo Martín

 

El aumento de los precios registrado en enero se explica, fundamentalmente, por el encarecimiento de la electricidad y los combustibles (gasoil y gasolina), frente a los abaratamientos que experimentaron ambos el año pasado.

De confirmarse este dato el próximo 15 de febrero, el alza interanual del IPC de enero sería casi el doble que la de diciembre y marcaría la mayor tasa en un primer mes del año desde 2011, cuando los precios crecieron el 3,3 %.

Con este alza, el IPC interanual alcanza el 3 % por primera vez en cincuenta y un meses consecutivos (desde octubre de 2012).
Respecto a diciembre, los precios de consumo bajaron en enero el 0,5 %, marcando asimismo la menor tasa mensual en un mes de enero en once años (en 2006 bajó el 0,4 %).

De esta forma, la caída intermensual de enero rompe la tendencia en positivo de los últimos cinco meses.

En diciembre el IPC registró un incremento interanual del 1,5 %, 8 décimas por encima del mes anterior, de forma que marcó en 2016 la tasa más alta a cierre de año desde 2012. Un aumento que respondía al encarecimiento de los carburantes (gasóil y gasolina), frente al abaratamiento del año 2015.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha advertido este martes de que el crecimiento interanual del 3 % del IPC de enero “es un nivel elevado”, y ha anunciado que el Gobierno aprobará en los próximos días la Ley de Desindexación para evitar que la inflación se traslade a las rentas.

En su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso, De Guindos ha señalado que la nueva ley perseguirá desvincular el IPC a los precios de los servicios públicos para evitar “efectos de segunda ronda”.

“No es un dato positivo”, ha dicho el ministro, en referencia al alza del IPC que -ha puntualizado- se debe al incremento de los precios de la electricidad y de los carburantes, que han subido en los últimos meses y contrasta con el nivel que tenían hace un año.

De Guindos ha confiado en que este repunte de la inflación dure unos meses y a partir del segundo trimestre se modere y converja con la inflación subyacente que está en el 1 %.

“El Gobierno indica que ante una subida tan importante pide no incorporar a la inflación efectos de segunda ronda, porque esto sería un error y afectaría a la competitividad de la economía”, ha matizado. EFE

 

Etiquetado con:
Publicado en: Documentos