El TC avala la prohibición de matar al Toro de la Vega

El Tribunal Constitucional ha decidido por unanimidad no admitir el recurso del Ayuntamiento de Tordesillas (Valladolid) contra el decreto de la Junta de Castilla y León que impide la muerte en público del Toro de la Vega. Desde septiembre de 2016, el nuevo Toro de la Peña, sin lidia y sin muerte, sustituyó al Toro de la Vega, en el marco de las fiestas patronales de la localidad vallisoletana.
Un lancero de a pie acomete al Toro de la Vega en Tordesillas Efe-Archivo/Rubén Cacho‚Un lancero de a pie acomete al Toro de la Vega en Tordesillas Efe-Archivo/Rubén Cacho‚

Documentada hace más de cinco siglos, el Toro de la Vega es una justa medieval que cada año enfrentaba a uno de los toros del calendario taurino contra mozos a pie y a caballo que con lanzas intentaban abatir al astado, vestigio de la suerte que introdujeron los jinetes árabes durante la invasión musulmana y antecedente de las actuales corridas de toros.

El Reglamento de Espectáculos Taurinos de Castilla y León reconocía este festejo mediante decreto de 1999, por lo que su desarrollo se realizó hasta 2015 al amparo del mismo, al igual que su celebración, que queda vinculada al calendario litúrgico.

Con la intención de adaptar el torneo a los tiempos, la Junta de Castilla y León aprobó en mayo de 2016 un decreto-ley, convalidado por las Cortes autonómicas, que prohíbe la muerte de la res de lidia en presencia de público en espectáculos taurinos populares y tradicionales. El Ayuntamiento de Tordesillas presentó entonces recurso ante el Tribunal Constitucional, que el tribunal de garantías ha decidido no admitir.

“Rompe-suelas”, un toro de 640 kilos de peso, de la ganadería de Herederos del Excelentísimo Señor Conde de la Corte, fue el Toro de la Vega de 2015, el último lanceado en Tordesillas, mientras que “Pelado”, de la ganadería Jaralta, fue, en 2016, el primer Toro de la Vega o Toro de la Peña, protagonista de un encierro con el mismo recorrido pero sin que se de muerte al animal.

No es la primera vez que en este festejo se prohíbe la muerte del astado. Entre 1966 y 1969 el Ministerio de la Gobernación abolió la muerte del toro y su rejoneo a campo abierto y limitó el festejo al desencierro del animal por las calles de Tordesillas. La decisión motivó quejas de los vecinos y en 1970 se recuperó la fórmula tradicional con la muerte del toro.

En 1980 el Toro de la Vega fue declarado Fiesta de Interés Turístico de España por la Secretaría de Estado de Turismo, en 1999 Espectáculo Taurino Tradicional por la Junta de Castilla y León, y en 2011 Patrimonio Cultural Inmaterial por el Ayuntamiento de Tordesillas. Efe/Doc

Etiquetado con: ,
Publicado en: Documentos