Convención Marco sobre el Cambio Climático, Princesa de Cooperación

La Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático ha sido galardonada hoy con el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional en su XXXVI edición.
Convención Marco sobre el Cambio Climático, Princesa de Cooperación

 
Creada en 1992, la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) se adoptó cuando la firmaron los representantes de los estados asistentes en Río (Brasil), a la Cumbre de la Tierra.
Entró en vigor el 21 de marzo de 1994, y aunque es una declaración de principios, sin ninguna fuerza vinculante, los países signatarios reconocieron el problema derivado del cambio climático y se comprometieron a tomar medidas para limitar las emanaciones de gases, en especial de CO2, principal responsable del calentamiento atmosférico.
Desde entonces, los 197 países miembros (partes) de la misma, convocados por el secretario general de la ONU, se reúnen cada año en el seno de las denominadas Conferencias de las Partes de la Convención Marco (COP) a fin de afrontar y orientar mejor y más eficazmente el problema del cambio climático.
Hasta la fecha se han celebrado 21 Conferencias COP, que han tenido lugar en: Berlín 1995, Ginebra 1996, Kioto 1997, Buenos Aires 1998, Bonn 1999, La Haya 2000, Marrakech 2001, Nueva Delhi 2002, Milán 2003, Buenos Aires 2004, Montreal 2005, Nairobi en 2006, Bali en 2007, Poznan en 2008, Copenhague en 2009, Cancún en 2010, Durban en 2011, Doha en 2012, Varsovia en 2013, Lima en 2014 y París en 2015.
De ellas, destaca la COP3, celebrada en 1997 en Kioto (Japón) de la que salió el Protocolo del mismo nombre, un hecho político sin precedentes, ya que fue la primera vez que la comunidad internacional se unía para actuar contra el calentamiento global y la primera en la que se adoptaban medidas concretas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Aunque el conocido Tratado de Kioto entró en vigor en 2005, lo hizo con la ausencia de Estados Unidos, el país más contaminante del mundo que aunque lo firmó, no lo ratificó.
Kioto, que cumplió el periodo de vigencia en 2012 y lo prorrogó hasta 2020, instaba también a las naciones en vías de desarrollo a disminuir la contaminación, pero no fija para ellas objetivos concretos, escollo que no pudo superarse en las cumbres posteriores. EFE-doc

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Documentos