Chacón, tercera ‘retirada’ de quien aspiró a liderar el PSOE

Carme Chacón da un paso a un lado en su carrera política, volviendo a dejar en suspenso una trayectoria en la que siempre apuntó a lo más alto. Es la tercera vez que Chacón decide 'retirarse', pero sin cerrar la puerta a seguir siendo la alternativa que le llevó a aspirar a ser la referencia del PSOE.
EFE/Archivo/Gustavo Cuevas

EFE/Archivo/Gustavo Cuevas

Su primera retirada la hizo el 26 de mayo de 2011, cuando anunció que no sería candidata a las primarias socialistas para aspirar a La Moncloa en sustitución de José Luis Rodríguez Zapatero, su tótem político.

La emoción con la que comunicó que dejaba expedito el camino a Alfredo Pérez Rubalcaba parecía la admisión de su derrota, pero meses después anunciaba que competiría con él por la secretaría general en el famoso congreso de Sevilla, celebrado en febrero de 2012.

En un duelo generacional a cara de perro, 22 votos separaron a Chacón de lograr su meta de ser la primera mujer en dirigir el PSOE y reconstruirlo de las cenizas en la que lo dejó el último gobierno de Zapatero.  Tras renunciar a entrar en la dirección federal, su siguiente ‘adiós’ lo dio en agosto de 2013, cuando desveló que dejaba su escaño en el Congreso, pero no la política, para irse a Miami a dar clases con “billete de ida y vuelta”.

Reintegrada en el aparato del PSOE como responsable de Relaciones Internacionales tras la elección de Pedro Sánchez como secretario general en julio de 2014, el papel de Chacón ha seguido marcado en los últimos meses por su etiqueta de eterna alternativa, esta vez a la sombra de la presidenta andaluza, Susana Díaz. En Chacón, los críticos veían un pilar en el que sostener la operación para derrocar a Sánchez, aunque ella siempre se encargó de restar crédito a las conspiraciones.

En marzo Chacón amagó de nuevo con aspirar a las primarias para competir con Sánchez en su otro sueño, el de ser presidenta del Gobierno, pero finalmente se conformó con ser la número uno en la lista por Barcelona al Congreso.

Desplazada del círculo de confianza del secretario general después de que apoyara a Eduardo Madina frente a Sánchez, Chacón ha vuelto a apartarse a un lado con su decisión de no repetir en las listas del PSC en las elecciones de junio, aunque, una vez más, puntualiza que no deja la política.

A sus 45 años, Chacón pasa a la segunda línea de la política con un currículum envidiable para alguien de su edad. Concejal en el Ayuntamiento de Esplugues de Llobregat con 28 años, diputada con 29 y vicepresidenta del Congreso con 33, pasó a la elite política cuando fue nombrada ministra de Vivienda con 36 años, la más joven de la historia.    La cima la alcanzó cuando Zapatero la convirtió en la primera mujer al frente del ministerio de Defensa con 37 años, estando embarazadaEFE

Etiquetado con:
Publicado en: Protagonistas