EEUU ha ejecutado a 15 convictos durante 2018

El estado de Tennessee ejecutó el 9 de agosto a un reo por primera vez desde 2009 al suministrar una inyección letal a Billy Ray Irick, condenado a muerte por violar y asesinar a una niña de siete años en 1985, lo que eleva a 15 el número de ejecuciones en Estados Unidos durante 2018.
Protesta contra la pena de muerte en Washington. EFE/ArchivoProtesta contra la pena de muerte en Washington. EFE/Archivo

A Irick, blanco de 59 años, lo declararon muerto a las 19.48 hora local (20.48 ET) en la Institución de Máxima Seguridad Riverbend, en Nashville, según notificó el Departamento Correccional de Tennessee.
Ha sido la primera ejecución en Tennessee desde que el 2 de diciembre de 2009, hace casi nueve años, Cecil C. Johnson Jr. recibiera una inyección letal por matar a tres personas durante un robo en 1980.
Durante esta última década, este estado sureño ha lidiado con una escasez de fármacos para sus inyecciones y con litigios de los abogados de los presos condenados a muerte contra los nuevos componentes que se disponía a utilizar para ejecutarlos.
Aceptada socialmente durante siglos, la pena de muerte sufrió el apoyo más bajo conocido en la década de los sesenta. En 1968 se produjo una moratoria de diez años para su aplicación y en 1972 el Tribunal Supremo de los EEUU decidió por cinco votos contra cuatro, que la forma arbitraria en que se aplicaba constituía una violación de la Constitución.
Sin embargo en 1976 el mismo tribunal restableció la pena capital al dictaminar por siete votos contra dos su constitucionalidad en caso de homicidio con agravante. Según “Death Penalty Informacion Center”, desde esa fecha y hasta el 9 de agosto de 2018 han sido ejecutados 1.480 presos, 15 de ellos en 2018.
La primera ejecución judicial de la que se tiene noticia en Estados Unidos fue la del capitán George Kendall, ajusticiado por los británicos en 1608 bajo la acusación de espionaje. La última la de Billy Ray Irick, condenado por violar y asesinar a una niña de siete años en 1985, que fue ejecutado el 9 de agosto de 2018 en Tennessee, estado que volvía a aplicar la pena capital por primera vez en nueve años.
Los años en los que más veces se ha aplicado la pena capital desde su reinstauración han sido 1999, 98 personas ejecutadas, y el año 2000, 85 ajusticiados. En sentido contrario la pena de muerte fue aplicada a una persona en 1977 y a dos en 1979. EFE

Publicado en: Documentos